La Comunidad pone en marcha un proyecto pionero de prevención y atención a mujeres víctimas de abuso y agresión sexual

Publicado 21/12/2017 11:45:27CET

MURCIA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, ha presentado este jueves un proyecto pionero para la prevención y atención integral a mujeres víctimas de abuso y agresión sexual. Tras la presentación a los medios, la consejera ha participado en la entrega a los jóvenes en la Biblioteca Regional del material promocional que se ha editado dentro de la campaña de sensibilización que se incluye en el proyecto.

El objetivo de la iniciativa es avanzar en la atención integral a víctimas de agresión sexual, así como en la prevención de la violencia sexual. Este objetivo general se estructura en: dar una respuesta integral, especializada y continuada a las mujeres que sufren la violencia sexual (a través de un equipo multidisciplinar de profesionales); mejorar conocimientos, habilidades y competencias profesionales del personal especializado en violencia de género; prevenir agresiones sexuales, mejorar el conocimiento sobre este tipo de violencia y de las señales de alerta; y mejorar las herramientas de apoyo, prestando especial atención a jóvenes y adolescentes.

En cuanto a las líneas generales de actuación se va a crear un servicio de información, orientación e intervención para situaciones de agresiones sexuales. "El equipo multidisciplinar que lo atienda estará compuesto por profesionales de las áreas de psicología, educación social, asesoría jurídica y trabajo social que realizará una labor de información y atención integral a las mujeres víctimas de violencia sexual. Este equipo realizará una valoración inicial del caso, así como la intervención precisa y un seguimiento continuado, en coordinación con otros recursos que participan en el proceso de atención a estas mujeres", ha explicado la consejera. Posteriormente, se llevará a cabo la asistencia integral psicológica, social y jurídica a mujeres víctimas de agresión sexual.

El proyecto incluye acciones de sensibilización en el área educativa y población en general. Está previsto llevar a cabo un programa de prevención de agresiones sexuales en los centros educativos, que permita difundir tanto los nuevos servicios, como los recursos ya existentes entre la población juvenil y adolescente. El proyecto se llevará a cabo a través de la concesión directa de una subvención, por importe de 99.765 euros.

NUNCA, SIN LA VOLUNTAD DE LA MUJER

En cuanto a la campaña de concienciación, va dirigida a toda la ciudadanía, pero también a las mujeres que han sufrido violencia sexual, su entorno familiar y afectivo, y a los y las profesionales tanto de recursos especializados como de otros ámbitos.

Según Tomás, "la violencia sexual es una de las manifestaciones más graves de agresión contra las mujeres. Todos tenemos la responsabilidad de educar en el respeto a la integridad de las personas y en hacer valer su voluntad manifiesta. Esta campaña incide en el consentimiento explícito, dejando claro que un silencio es lo mismo que decir NO".

Bajo el eslogan, 'Sin un sí, NO', se pretende alentar a la víctima a que denuncie cualquier acto con indicio sexual que se cometa sin su consentimiento y que puede consistir, por ejemplo, en un simple tocamiento.

El maniquí, como icono principal de la campaña, representa dos aspectos: por un lado, el abusador que ve a la persona como un objeto y, por otro lado, la víctima que no habla (el maniquí tiene la apariencia de una persona pero es un objeto).

"Queremos poner de relieve el poder de decisión de la mujer, que transmite su voluntad de consentir a la vez que invitamos a romper su silencio a mujeres que han sufrido una agresión sexual", ha manifestado la consejera.

Para ello, en la cartelería de esta campaña se formula una serie de recomendaciones a seguir por parte de las mujeres agredidas, como el no cambiarse de ropa ni lavarse, acudir al centro hospitalario más cercano o a la comisaría de policía o puesto de la Guardia Civil más próximo.

"Se trata de animar a denunciar estos casos, es importante que las mujeres que los sufren sepan que no están solas y que no han hecho nada malo, que el único culpable es el agresor", ha finalizado la consejera.