Condenado a pagar 150 euros por impedir a su hermana el acceso a un bajo compartido

Publicado 08/08/2016 11:25:19CET

MURCIA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Sección número 2 de la Audiencia Provincial ha condenado a un individuo a pagar 150 euros de multa por una supuesta falta de coacciones al impedir a su hermana el acceso a un bajo compartido en Aledo (Murcia), pese a tener conocimiento de que ella lo utilizaba con trastero y guardaba objetos a los que no podía acceder, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

En concreto, el condenado ocupaba el bajo, al que destinaba a la actividad de taller mecánico, e impedía el acceso a su hermana a la parte que ella utilizaba como trastero desde que se tapió la puerta que daba acceso al mismo por la escalera del edificio, como consecuencia de la ejecución de obras de acondicionamiento requeridas por el Ayuntamiento de Aledo, no facilitándole el acceso por otro lugar.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Totana condenó a l individuo en primera instancia a pagar 150 euros de multa y a hacerse cargo de las costas procesales, aunque el acusado interpuso un recurso de apelación.

Sin embargo, la Audiencia desestimó el recurso al considerar que el juzgador había llegado a sus conclusiones de forma "razonada y razonable", por medio de su "objetiva e imparcial valoración de la prueba practicada en el plenario".

En concreto, destaca que la jueza de Instrucción llegó a la conclusión de que el denunciado fue la persona que ordenó tapiar la puerta, dando razones para ello, por lo que esa concreta valoración "no puede ahora dejarse sin efecto, pretendiendo que esa conducta se atribuya a otro hermano".

Por todo ello, la Audiencia desestimó el recurso de apelación y ratificó la sentencia impuesta en primera instancia.