Conesa (PSRM-PSOE) cree que la presencia "masiva" de Policía en las vías es una "provocación"

Publicado 09/03/2018 14:57:53CET

MURCIA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSRM-PSOE, Diego Conesa, ha considerado que la "presencia masiva" de Policía Nacional en el entorno de las vías del tren "día a día" es "una provocación a los vecinos del barrio, que están acostumbrados a permear a través de las vías". Asimismo, ha reprochado que "lo que no se puede hacer es utilizar la Ley Mordaza como se está haciendo por parte de la Delegación del Gobierno a cualquier vecino, eso no lo vamos a permitir".

En un contacto con los medios de comunicación y al ser preguntado por los disturbios que se produjeron este jueves al finalizar la manifestación del Día Internacional de la Mujer en el entorno de las vías, Conesa ha recordado que él mismo estuvo presente en la marcha, a la que los convocantes decidieron poner fin en las vías.

"Escuché detenidamente el manifiesto y vi, in situ, la actuación policial y de los vecinos del barrio, pude hablar con muchos de ellos, que nos emplazaban a actuar", ha destacado Conesa, quien ha reconocido que hay una sensación de "indignación y de impotencia".

"Lo que tenemos claro es que no se puede actuar por parte de un delegado del Gobierno de esta forma", ha señalado Conesa, quien cree que "lo que no se puede tener a 50 o 100 policías nacionales para que no pasen los vecinos". A su juicio, "esto tiene que cambiar" y "si el delegado del Gobierno no actúa, actuaremos y defenderemos algunas cosas que son totalmente injustificables", ha aseverado.

Ha recordado que el PSRM-PSOE "condena siempre los actos vandálicos" pero cree que a los vecinos que piden respuestas después de tantos años "no se les puede criminalizar". De hecho, ha señalado que "no vamos a permitir que se siga criminalizando e intentando confrontar y buscar elementos que no llegan a ningún sitio".

En su opinión, "hay que dar soluciones y explicaciones, hablando con los vecinos y sus representantes". Así, ha anunciado que la semana que viene pedirá a Bernabé que tenga una reunión con el alcalde de la pedanía y que "conozca la realidad del barrio para ver que esos vecinos necesitan respeto".

"No podemos dejar de criticar y rechazar tajantemente una provocación que viene desde la Delegación del Gobierno", según Conesa, quien ha señalado que, ante la "impotencia" de ver cómo se estaba actuando allí, quiso hablar con los responsables policiales e, indudablemente, saber cómo actúan.

"Ellos tienen órdenes de cómo actuar y no entiendo por qué tienen que haber allí 60, 70 u 80 policías nacionales con la falta que hay de agentes, y no entiendo cómo puede haber policías desde las 6 de la mañana siendo las 12 de la noche", ha reprochado.

"Ellos son servidores públicos, reciben una instrucciones y las cumplen", según Conesa, quien cree que "lo que tenemos que hacer los responsables políticos es aportar sensatez, hablar con la gente y buscar consenso".