El contenedor marrón de biorresiduos estará funcionando a finales de año en áreas de cuatro municipios

Javier Celdrán y Consuelo Rosauro
EUROPA PRESS
Publicado 17/05/2018 13:38:00CET

Águilas, Jumilla, Yecla y Molina, seleccionados por sus características para pilotar estas pruebas

MURCIA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El quinto contenedor para la recogida de biorresiduos, el contenedor marrón, comenzará a implantarse en cuatro municipios de la Región de Murcia a finales de este año para seguir avanzando en el reciclaje y en el modelo de economía circular, dando nueva vida útil a los desechos y progresando en una sociedad más sostenible.

Así lo ha avanzado en rueda de prensa el consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, acompañado de la directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro.

El objetivo, ha dicho, es "trabajar en el sector empresarial para que cada vez se generen menos residuos y actuar en la recuperación". De forma que el quinto contenedor, el de color marrón, lo que hace es que esa materia orgánica, como los restos de comida o residuos de plantas, "pueda ser separada, no vaya al vertedero y se trate para convertirse en fertilizante y alimente a las plantas de biogás y, de esta manera, produzca más energía".

En concreto, el Gobierno regional pondrá en marcha experiencias piloto para la gestión de los biorresiduos en Águilas, Jumilla, Yecla y Molina de Segura, seleccionados por sus características de población y dispersión geográfica.

De esta forma, "a partir de noviembre se licitará la puesta en marcha de estos cuatro proyectos piloto para que, de cara al próximo año, podamos tener esta forma de trabajar con los residuos orgánicos probada y extendida al resto de municipios".

Y es que, hay que tener en cuenta que en la Región "se generan 650.000 toneladas de residuos domésticos de forma anual". Murcia cuenta con 36 ecoparques, 12 ecoparques móviles, 4 plantas de transferencia, 4 de tratamiento mecánico biológico, 3 de recuperación de envases ligeros, 5 vertederos de residuos no peligrosos y más de 250 actividades de gestión de residuos de titularidad privada.

Según Celdrán, "todos tenemos que contribuir a que la sociedad sea más sostenible y respetuosa con el medio ambiente". Por ello, el 'Plan regional de residuos' estableció la puesta en marcha del quinto contenedor, comenzando con una experiencia piloto que "permita definir el modelo más eficiente, tanto económica como medioambientalmente, y cómodo para los ciudadanos".

Coincidiendo con el Día Mundial del Reciclaje, el Gobierno regional ha anunciado la puesta en marcha de esta nueva iniciativa alineada con las experiencias que ya se realizan en Europa y España, como es la instalación del contenedor marrón para biorresiduos.

Se trata de avanzar en la recogida separada de biorresiduos, los desechos exclusivamente orgánicos y que supone un 39 por ciento del total del residuo doméstico generado en los hogares de la Región.

A su juicio, "avanzar en esta recogida separada de los desechos orgánicos supone reducir drásticamente el porcentaje de desechos que acabaría en vertedero, con los consiguientes beneficios ambientales que se derivan de ello".

En este nuevo contenedor se deben depositar los residuos biodegradables de jardines y parques; residuos alimenticios y de cocina procedentes de hogares, restaurantes, servicios de restauración colectiva y establecimientos de venta al por menor; así como residuos comparables procedentes de plantas de procesado de alimentos. Con estos residuos se puede producir biogás y fertilizantes naturales.

EXPERIENCIAS DISTINTAS EN LOS MUNICIPIOS SELECCIONADOS

En el caso de los municipios seleccionados, deben servir de modelo para la implantación de los biorresiduos en el resto de la Región y se proponen distintas experiencias.

Así, se probará el sistema de recogida puerta a puerta -Águilas y Jumilla-; el sistema de compostaje comunitario -Águilas-, el autocompostaje -Yecla- y el del quinto contenedor, para el que se ha seleccionado Molina de Segura, como modelo de recogida en grandes urbanizaciones.

Celdrán ha afirmado que "junto con los ayuntamientos y las concesionarias del servicio de recogida de residuos urbanos, probaremos distintas formas de recogida. Son modelos que nos permitirán saber su funcionamiento y costes, de cara a que todos los municipios implanten el contenedor marrón".

RECICLAJE EN LA REGIÓN DE MURCIA

Por otro lado, la Comunidad ha hecho públicos los resultados de reciclado en la Región de Murcia durante 2017. En concreto, sumando la aportación en todos los flujos de envases ligeros y papel cartón -contenedores de acera, recogida puerta a puerta y puntos limpios- en 2017 se recogieron 39.163 toneladas, lo que supone un incremento del 8,6 por ciento con respecto a 2016. En el caso de los envases de vidrio se llegó a las 24.567, lo que supone un aumento del 1,5 por ciento.

El ratio de reciclado por habitante en la Región de Murcia se sitúa en 10,7 kilogramos por habitante y año de envases ligeros; 11 kg/hab/año de papel cartón; y 16,8 kg/hab y año de envases de vidrio.

Consciente el consejero de que aún "queda mucho por hacer", ha asegurado que "cada vez todos estamos más concienciados de la necesidad de reciclar".

La serie histórica muestra que desde 2010 "se ha incrementado 18 por ciento la recogida selectiva de envases; un 51 por ciento en el caso de papel cartón; y un 19,3 por ciento el vidrio".