Continúa este lunes el juicio de los holandeses con las declaraciones de los acusados tras ser aplazado

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Continúa este lunes el juicio de los holandeses con las declaraciones de los acusados tras ser aplazado

Stan y Melecio Castaño
EUROPA PRESS
Publicado 02/10/2016 12:33:46CET

MURCIA, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El magistrado presidente del caso Visser, que enjuicia desde este miércoles el doble crimen de la pareja holandesa, Ingrid Visser y Lodewijk Severin, cuyos cuerpos se encontraron descuartizados y enterrados en un huerto de limoneros tras llevar desaparecidos dos semanas, tiene previsto reanudar este lunes, a partir de las 9.40 horas, la vista oral.

La segunda sesión del juicio que se celebra con Jurado Popular en la Ciudad de la Justicia se vio interrumpida el pasado jueves debido a la indisposición del letrado Melecio Castaño, que defiende a uno de los individuos rumanos implicados en este doble asesinato, Constantin Stan.

Los hechos ocurrieron momentos después de haber intervenido y cuando lo estaba haciendo su compañero de profesión, Fidel Pérez, que ejerce la defensa de Serafín de Alba, el propietario de los terrenos donde se hallaron los cadáveres.

El letrado pedía disculpas al juez y alertaba que no se encontraba bien y creía que estaba sufriendo una bajada de azúcar. Tras ser evacuado a un hospital, el magistrado presidente acordó aplazar la vista hasta este lunes.

Previsiblemente, este lunes se reanudará la tercera sesión de la vista oral con las alegaciones de los abogados, acusación particular y Ministerio Fiscal y las declaraciones de los cuatro acusados: Juan Cuenca, considerado el autor intelectual de este doble crimen; los individuos rumanos Constantin Stan e Ion Valentín; y Serafín de Alba.

Tanto el fiscal como la acusación particular, en representación de las familias de las víctimas, sostienen que Valentín y Stan, así como Cuenca, son culpables de dos delitos de asesinato, mientras que De Alba lo es de un delito de encubrimiento.

Por su parte, los abogados defensores de Valentín (Fermín Guerrero), Stan (Melecio Castaño), Alba (Fidel Pérez) y Cuenca (José María Caballero), reclaman la absolución o, en todo caso, un delito de encubrimiento.

El Jurado Popular deberá emitir un veredicto de culpabilidad o inocencia contra los acusados. En el banquillo se sentarán Ion Valentín, Constantin Stan, Juan Cuenca y Serafín de Alba. Los tres primeros, en prisión, acusados por un doble delito de asesinato por el que piden medio centenar de años para cada uno, y el último, que salió de prisión bajo fianza, por un delito de encubrimiento.

La fiscal reclama una indemnización conjunta de 50.000 euros a los cuatro familiares que se personan en la causa, mientras que la acusación particular, en nombre de Miriam Van de Velde y Javier Martínez, aumenta dicha cuantía a 100.000 euros a la madre de la víctima y 60.000 al hermano, así como 50.000 a cada una de las hijas del fallecido.

Para Cuenca, el ex gerente del Club Voleibol Murcia en el que jugó la asesinada, y los rumanos Ion y Stan, el fiscal pide 25 años de prisión por cada uno de los dos delitos de asesinato, con la agravante de ensañamiento, ya que considera que causaron "sufrimientos y padecimientos innecesarios".

Para Serafín de Alba, por el delito de encubrimiento, pide la pena de tres años de cárcel. Además, reclama la imposición de costas para todos los acusados.

RELATO DE LOS HECHOS

Visser y su pareja sentimental, Severin, residieron durante varios años en Murcia, en cuyo equipo de Club Voleibol Murcia 2005, ella jugó las temporadas 2009-10 y 2010-11. El mencionado club estaba contratado como gerente, el acusado Juan Cuenca.

El club empezó a tener problemas económicos muy graves, hasta su disolución en julio del año 2011, por lo que dejó de pagar el dinero de la ficha a varias jugadoras, entre ellas a Visser, a la que debía una cantidad que rondaba los 60.000 euros. Severein, que actuaba como representante de su pareja, entabló relaciones comerciales con Cuenca, en reclamación de las cantidades.

Estas negociaciones culminaron en la constitución de una sociedad en Gibraltar en marzo de 2013, llamada Granmar Stone Trade Limited. A través de ella, los dos socios pensaban canalizar el pago de las cantidades debidas a la jugadora así como las ganancias de otros negocios iniciados por los mismos, que no han podido ser concretados.

Precisamente por esto, el auto sostiene que Severein y Cuenca tenían frecuente contacto telefónico, por correo electrónico y personal, llegando a verse en alguna ocasión en las ciudades de Valencia y Alicante, para gestionar la creación de la sociedad mencionada así como el cobro de la deuda.

Con motivo de una visita médica a Murcia -Ingrid estaba en tratamiento para ser madre-, reservaron una habitación en el hotel Churra Vistalegre situado en la ciudad de Murcia y para la segunda noche, reservaron una habitación en el Hotel Patilla de la localidad de Santa Pola, muy cercana al aeropuerto de Alicante.

Durante esa semana, Juan Cuenca y Lodewijk Severein hablaron en numerosas ocasiones, en especial los días 7, 8, 9 y 11 de mayo, conversaciones, durante las cuales, el ciudadano holandés le informó de que se desplazaba a Murcia junto con su pareja, para una visita médica, concertando una cita para la tarde noche del día 13 de mayo, en el Pabellón Príncipe de Asturias, antigua sede del Club de Voleibol.

Por ello, el Fiscal sostiene que Cuenca decidió acabar con la vida de su acreedor trazando un plan, consistente en la contratación de personas que acabaran con su vida. Para ello debía alquilar una casa rural apartada y debido a la altura y la corpulencia de la víctima, planificó el descuartizamiento del cadáver para facilitar así su enterramiento.

Para ello, añade que contactó con el acusado Valentín Ion los días 8, 10 y 11 de mayo, para fijar los detalles del "macabro plan". Asimismo, Valentín Ion contactó con su compatriota, el también acusado Constantin Stan, con antecedentes penales por delitos muy violentos en su país de origen y con formación militar, para que le "auxiliase en la ejecución de las muertes".

Según el auto, Cuenca pactó con Valentín y Constantin, que les pagaría una parte del dinero el día 13 de mayo por la mañana y la cantidad restante a la vuelta en Valencia. Juan se comprometió a trasladarlos a Murcia y a suministrarles todos los instrumentos.

Para la ejecución del plan, necesitaban una vivienda en un lugar apartado y discreto, en el que pudieran darles muerte sin riesgo para sus vidas y sin levantar sospechas, por lo que Juan Cuenca Lorente habló con M.R.Vázquez, persona a la que conocía de su época de gerente del Club de Voleibol Murcia 2005.

Vázquez contactó con la propietaria de una casa rural situada en el paraje de la Hurona en el término municipal del Fenazar, para alquilarla desde el lunes 13 de mayo hasta el viernes 17 de mayo, por 400 euros. Cuenca, no tenía liquidez, por lo que llamo al acusado Serafín de Alba y Luis, con el que tenia una estrecha relación de amistad, le pidió, sin que pueda probarse que él tenía conocimiento para que iba a emplearse el dinero, 2.000 euros para pagar la casa rural y el adelanto a Stan y a Ion.

El día 13, Vázquez recogió a la pareja de holandeses y los llevó a la casa rural "sin tener conocimiento de los planes mortales". Ambos entraron en la vivienda, siendo recibidos por Cuenca, Stan e Ion, en el salón de la misma. Sin poder concretar el momento exacto de la muerte, los tres acusados ejecutaron su plan en las siguientes horas.

Después de acabar con el embalaje de los cuerpos, el auto considera que limpiaron en profundidad el salón y demás dependencias de la casa rural, para borrar cualquier huella, resto de sangre o hueso humano, por lo que Cuenca se causó heridas abrasivas con el producto de limpieza en los antebrazos.

Como no sabían qué hacer con los cuerpos, Cuenca llamó a Serafín de Alba, contándole lo sucedido y pidiéndole permiso para enterrar los restos en una casa de la huerta. Serafín consintió y les ayudó para realizar el enterramiento de los cadáveres en la finca de su propiedad.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies