Croem califica la situación empresarial como "insostenible" y pide que dejen trabajar a las empresas "en condiciones"

Actualizado 25/11/2009 19:36:48 CET

MURCIA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Junta Directiva de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem), reunida en sesión extraordinaria, hizo público hoy un manifiesto empresarial en el que califica la situación de "insostenible" y pide que dejen trabajar a las empresas "en condiciones".

La patronal murciana reconoció que la situación se ha vuelto "insostenible" como consecuencia de más de dos años de crisis económica "sin que las coyunturales medidas hayan tenido la efectividad y alcance necesario para estimular la actividad y promover confianza". En este sentido, criticó que "los recursos no hayan llegado a las pymes".

A su juicio, esta realidad se ve "perjudicada" por "la inexistencia de una política económica que haga posible la recuperación en el corto y medio plazo o, al menos, despierte indicadores de certidumbre y seguridad a los que acoger el riesgo empresarial".

Según el manifiesto, la actitud de responsables políticos "empeora" la situación, ya que "acreditan una actitud contraria a la de poder alcanzar los acuerdos procedentes y llevar a efecto los cambios y/o reformas estructurales que España precisa".

En este escenario "el ciudadano tiene la impresión de que lo importante es distraer la atención sobre los graves problemas que le afectan en base a supuestos de corrupción, ausencia de ética, cuestiones internas de Partidos, o proyectos legislativos que tratan de regular otras materias, entre otros", criticó la patronal murciana, que lamentó que se haya originado "un clima de tensión y desesperanza de muy difícil superación con repercusión inmediata en la actividad económica".

EMPRESAS NO VALORADAS

Asimismo, se quejó de que no se valore como "merecen las pymes, únicas con capacidad para generar riqueza y empleo", y que, por el contrario, se exprese "hostilidad para las acciones empresariales que han de sufrir la situación financiera mediante la restricción del crédito y endurecimiento de condiciones; mayor presión fiscal, y agobio en el desarrollo de relaciones laborales".

Al tiempo que recordó que "sólo a través de la actividad económica las Administraciones Públicas pueden recuperar parte de la recaudación por los tributos que la gravan".

En este orden de cosas, Croem mostró su desacuerdo con que "las empresas y las familias sean las únicas que se aprieten el cinturón, reduciendo sus costes y dejando insatisfechas necesidades básicas", pero no lo hagan así "las Administraciones Públicas que acrecientan sus gastos corrientes y suscitan dudas sobre la eficaz gestión que vienen obligadas a realizar".

Las empresas, aseguró, están dispuestas "a todo sacrificio con tal de salir adelante, defendiendo con igual interés el mantenimiento de puestos de trabajo", pero "requiere de las medidas precisas para poderse adecuar a las circunstancias de cada momento". De otra forma, advirtió, "continuarán el cierre de empresas y aumentará el desempleo".

Por ello, consideró "necesario" el esfuerzo colectivo "para superar la profunda y duradera crisis y pidió que dejen trabajar a las empresas "en condiciones"; al tiempo que animó a unir voluntades políticas y competencias administrativas para "respaldar el compromiso empresarial, evitar la conflictividad social, dar lugar a una contratación laboral estable, propiciar el cambio de modelo y lograr el objetivo de progreso".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies