CROEM celebra que se mantenga un alto ritmo de crecimiento del PIB, "superando expectativas"

José María Albarracín
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 23/03/2018 14:29:46CET

MURCIA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La economía de la Región de Murcia mantuvo un intenso ritmo de crecimiento durante el año 2017, "que se suma al excepcional resultado de los años previos y permite profundizar en el proceso de recuperación", según valora la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM), tras conocer la evolución del PIB regional el pasado año.

De este modo, el Producto Interior Bruto (PIB) murciano se situó en 2017 en 30.344 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,3% en términos reales, según la primera estimación de la Contabilidad Regional de España (CRE) del Instituto Nacional de Estadística (INE). Con esta cifra, que es superior a la nacional (+3,1%), y en concreto la cuarta más alta entre las distintas autonomías, "Murcia encadena cuatro anualidades consecutivas en positivo".

De hecho, añade en comunicado de prensa, casi todas las actividades cierran el año en positivo. En este contexto, todos los sectores económicos alcanzaron tasas de crecimiento positivo, si bien los puntales de la expansión fueron Agricultura (+6,3%), Industria (+4,9%, con las ramas manufactureras avanzando un +4,4%) y Construcción (+4,4%).

En el sector Servicios, las ramas más dinámicas fueron Información y comunicaciones (+6,6%) y Actividades profesionales, científicas, técnicas y administrativas (+6,7%), que contrarrestan la caída de Actividades financieras y de seguros (-2,8%, la única actividad con tasa negativa) y la desaceleración de Comercio, reparación de vehículos, transporte y hostelería (+2,8%).

Por otra parte, el PIB por habitante se sitúa en 20.585 euros, un 3,6% más que en el año anterior. Ahora bien, el PIB per cápita murciano sigue como uno de los más reducidos del ámbito autonómico, pues representa solamente el 82,3% de la media española. Con lo que respecta a la productividad, tras varios años al alza, decrece en términos reales (-0,4%), debido principalmente al fuerte aumento del empleo (+3,7%).

SE ENCADENAN CUATRO AÑOS CONSECUTIVOS DE CRECIMIENTO

En definitiva, el avance del último año se sitúa ligeramente por encima del intervalo de crecimiento que manejaba CROEM, que oscilaba entre el 2,2 y el 3,1 por ciento, tratándose por tanto de un resultado "remarcable", al que "han contribuido la totalidad de los sectores y que ha permitido cerrar la anualidad con un balance económico positivo".

De hecho, la economía regional ha sorteando relativamente bien la progresiva pérdida de fuelle de algunos vientos de cola externos que la habían favorecido en el pasado reciente, y las incertidumbres asociadas al Brexit y a la situación política de Cataluña, destaca la Confederación.

"Estos factores deberían redundar en el futuro próximo en una suave moderación en el ritmo de crecimiento, dentro de una inercia que es todavía positiva", concluye.