Croem exige determinar causas de la contaminación alimentaria denunciada en Alemania y una posterior actuación jurídica

Actualizado 30/05/2011 17:52:21 CET

MURCIA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La contaminación alimentaria denunciada por Alemania, iniciada por los productos de pepino pero psicológicamente extendida a frutas y hortalizas procedentes de España, está generando, a juicio de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem), "graves e irreparables perjuicios al sector".

Situación que obliga, según Croem, a formalizar protesta ante las instancias oficiales que procedan, no solo del país denunciante sino de la Unión Europea.

"Denuncia que adquiere mayor rigor y objetividad cuando las dudas e incertidumbres acerca de las causas de la contaminación y lugar donde se haya podido producir, representa el tema principal en estos momentos", añade en comunicado de prensa.

Es extraño que imputándose a España el hecho de la contaminación, no se haya registrado en nuestro país caso alguno, lo que tendría, según la Confederación murciana, "que haber inspirado la prudencia y responsabilidad de Alemania, en lugar de la precipitación en que ha incurrido en detrimento de los productos españoles".

Ante tales hechos, Croem muestra conformidad con las declaraciones de Proexport, y considera necesario instar a CEOE, y por su mediación a las instancias de la Unión Europea, la demanda de inmediata determinación de las causas y lugar en que se haya producido la reiterada contaminación, y actuación jurídica en la línea que corresponda en función de los resultados que se obtengan.