Cuatro de cada 10 niños que viven en la Región de Murcia están en riesgo de pobreza o exclusión social, según Unicef

Publicado 11/06/2018 11:57:14CET

MURCIA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cuatro de cada 10 niños que viven en la Región de Murcia están en riesgo de pobreza o exclusión social, es decir, un 39,3 por ciento del total de la población infantil, según el indicador AROPE para el año 2016. Se trata de más de 120.000 niños que viven una situación de vulnerabilidad o exclusión, cifras superiores a la media nacional (32,9 por ciento) y de la Unión Europea (26,9 por ciento en 2015).

Así se desprende del informe sobre 'Situación de la infancia en la Región de Murcia 2017' de UNICEF Comité Murcia, cuyo objetivo no es solo ofrecer un panorama de la situación de la infancia y la adolescencia en la Región para contribuir a un mejor conocimiento de su realidad, sino "intentar avanzar en la mejora de los indicadores de bienestar infantil, y ofrecer una Agenda para la Acción con recomendaciones y propuestas que permitan favorecer y mejorar su bienestar".

El informe, que ha sido elaborado por UNICEF Comité Murcia y las universidades de Murcia (UMU) y la Politécnica de Cartagena (UPCT), es el primero elaborado en la Comunidad de Murcia. Se trata de uno de los instrumentos que UNICEF utiliza como medida de incidencia política para "difundir, defender y avanzar en los derechos de la infancia es la elaboración de informes de situación, referidos al estado general de la infancia o de algunos grupos dentro de ella que pueden considerarse especialmente vulnerables".

La Región de Murcia es, solo por detrás de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, la que presenta un mayor porcentaje de población menor de 18 años, ya que uno de cada cinco habitantes en esta comunidad autónoma son menores de edad, siendo 306.061 el número de niños en la Región a 1 de julio de 2017, según este informe, que refleja que Murcia, además, presenta un elevado porcentaje de personas inmigrantes.

El informe refleja que diferentes aspectos generales determinan los niveles de bienestar de la infancia en la Región, entre ellos una elevada tasa de desempleo, un nivel medio de renta per cápita inferior a la media nacional en casi 20 puntos porcentuales y un porcentaje de población en riesgo de pobreza y exclusión social que alcanza a más de un tercio de la población regional, siendo mayor su incidencia entre la población infantil, uno de los grupos más vulnerables.

Si bien estos niveles han mejorado en los últimos años, se trata de cifras "más que preocupantes que, junto con el resto de datos descritos en este informe, plantean importantes retos a los que deben hacer frente tanto las administraciones públicas como la sociedad en general", según UNICEF, que explica que los datos ofrecidos en este documento están comprendidos entre los años 2006 y 2017, y proceden en su mayoría de la base de datos Infancia en Datos (www.infanciaendatos.es).

En este sentido, UNICEF admite que los análisis aportados no siempre se han podido sustentar en estadísticas recientes, actualizadas o que permitiesen una adecuada revisión de su evolución temporal, planteando la necesidad de fuentes de información primarias de carácter oficial a nivel regional o local.

DATOS EDUCATIVOS

Observando la situación de la infancia en sus diferentes dimensiones, los datos relativos a Educación revelan que la Región ocupa en general "una posición de desventaja frente al conjunto del territorio nacional". Además de presentar unas tasas de abandono escolar superiores a la media española, alcanza niveles de logro educativo inferiores a los del conjunto nacional, dándose la circunstancia de que en la Región de Murcia "solo ocho de cada diez de sus alumnos completaron en 2016 su educación primaria a los 12 años".

El gasto público destinado por alumno a apoyar el sistema educativo regional no universitario se encuentra "algo por debajo del esfuerzo medio que se realiza a nivel nacional, estando también esta comunidad por debajo de la media en lo que se refiere al rendimiento educativo de sus estudiantes atendiendo a la valoración que el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes ofrece de las competencias adquiridas por sus estudiantes en Ciencias, Matemáticas o Lectura", añade.

La Región presenta por el contrario uno de los más elevados porcentajes de alumnos con necesidades educativas especiales integrados en centros ordinarios.

DATOS DE SALUD Y SEGURIDAD

En lo que se refiere a Salud y Seguridad de la infancia, la Región presenta preocupantes resultados "en ciertos hábitos saludables". El problema de la obesidad o sobrepeso afecta a más de un cuarto de los niños entre 2 y 17 años en la Región, dato que, a pesar de ser similar a la media del conjunto nacional, "no deja de ser alarmante", explica UNICEF.

En cuanto a las adicciones, UNICEF considera "preocupante" que "casi siete de cada diez niños entre 14 y 18 años en la Región declare haber consumido alcohol en los últimos 30 días, y con porcentajes nada despreciables (entre el 15 y el 25%) en consumo de tabaco, drogas ilegales o cannabis".

La falta de estadísticas actualizadas acerca del número de bebés alimentados con lactancia materna o el porcentaje de población con limitaciones graves para la realización de actividades de su vida cotidiana "ponen de manifiesto la necesidad de disponer de estadísticas oficiales actualizadas acerca de estos aspectos, esenciales en el estudio y seguimiento de la salud de la infancia", remarca.

UNICEF pone de manifiesto que la infancia es uno de los colectivos más vulnerables al riesgo de pobreza o exclusión social, y la Región "es una buena muestra de ello". A su juicio, "particularmente grave es la situación que sufre un elevadísimo porcentaje de población infantil en la Región: cuatro de cada diez niños en riesgo de pobreza o exclusión social, según el indicador AROPE para el año 2016".

"Preocupantemente elevados" son también, según UNICEF, el porcentaje de hogares con niños en cuyos hogares "no se puede hacer frente a gastos imprevistos (casi el 50%) o el de niños murcianos que viven en hogares con ingresos por debajo del umbral de pobreza nacional (1 de cada 3)".Además, señala que la desigualdad de renta en los hogares con niños es también elevada.

En cuanto al entorno familiar y social cabe señalar, con datos del año 2014, que la Región de Murcia "se encuentra a la cola de las comunidades españolas en el componente de comunicación con sus familiares". Así, los niños pueden hablar menos de sus problemas con su familia y se sienten menos escuchados que los del resto de España. En cambio, en relaciones sociales la situación mejora, encontrándose ligeramente por encima de la media española.

En cuanto al medioambiente, uno de cada diez de los hogares murcianos con menores de 18 años sufre problemas de contaminación y otros problemas medioambientales. En lo relativo al entorno cultural, la tasa de bibliotecas públicas por cada 10.000 niños en la Región es 1,5, la segunda peor cifra de todas las comunidades españolas.

Los datos ofrecidos en el estudio de la dimensión Infancia Vulnerable en la Región de Murcia permiten concluir que la población víctima de maltrato físico en el colegio (uno de cada diez) se sitúa cerca de la media del país, no dejando por ello de ser un dato preocupante.

El número de casos de violencia familiar que viven nuestros menores ha aumentado en los dos últimos años, tal y como sucede en el caso de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, siendo prácticamente el mismo número de delitos informáticos.

Especialmente preocupante es la situación de riesgo de nuestras adolescentes, ya que la Región de Murcia lidera el indicador de maternidad prematura entre mujeres adolescentes de 15 a 17 años. Favorablemente, el acogimiento familiar supera al residencial, habiendo este medio de protección de menores aumentado en nuestra Región con respecto al año anterior.

Contador