Cuatro guardias civiles de Murcia, condecorados en Francia por una operación de drogas a escala internacional

Cuatro Guardias Civiles De Murcia, Condecorados En Francia
GUARDIA CIVIL
Publicado 29/06/2017 14:16:00CET

MURCIA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cuatro agentes de la Guardia Civil de Murcia han sido condecorados en Montpellier (Francia) este sábado, por orden del Ministerio de Defensa Francés, con la medalla de la Defensa Nacional Francesa.

Estas condecoraciones se han otorgado en recompensa por la culminación exitosa de la operación 'Lunettes', desarrollada por un equipo conjunto, formado por agentes de la Guardia Civil y de la Gendarmería Nacional Francesa, entre los meses de marzo del año 2014 y febrero de 2015.

El acto se celebró en la sede de la Gendarmería Nacional Francesa, en Montpellier (Francia), donde el general Adjunto de la Región de la Gendarmería Occitanía, Jean-Philippe Lecouffe, comandante del Departamento de l'Herault impuso a los guardias civiles la citada distinción.

Los condecorados son el coronel José Ortega, anterior jefe de la 5ª Zona de la Guardia Civil (Murcia) y tres miembros de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Murcia: el teniente Antonio Corbalán, el subteniente Blas Valera y el cabo 1º José Antonio Alarcón.

En el mismo acto fueron condecorados por el Ministerio del Interior de España cuatro gendarmes con la Cruz al Mérito de la Guardia Civil. El servicio que ha dado lugar a este reconocimiento fue llevado a cabo entre los años 2014 y 2015, cuando la Guardia Civil y la Gendarmería Nacional Francesa impulsaron, ante las autoridades judiciales de España y Francia, la formación de un equipo conjunto de investigación, desarrollado con la supervisión de Eurojust, para investigar a una organización criminal dedicada al tráfico internacional de droga.

La investigación, desarrollada tanto en territorio francés como en la Región de Murcia, permitió la detención de 13 personas como presuntas autoras de los delitos de tráfico de droga y pertenencia a organización criminal.

En los 11 registros domiciliarios practicados, tanto en España como en Francia, se incautaron 700 kilos de hachís, 10 vehículos, cuatro pistolas y dos armas de guerra, munición, equipos informáticos, placas de matrícula dobladas y más de 50.000 euros en efectivo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies