Cultura promueve los primeros trabajos de conservación del ‘Palacete Versalles’

Publicado 22/08/2015 13:04:41CET

Durante este mes y septiembre, los propietarios realizarán diferentes actuaciones en este inmueble declarado BIC en 2012

MURCIA, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Cultura y Portavocía, a través de la Dirección General de Bienes Culturales, promueve los primeros trabajos de conservación del llamado 'Palacete Versalles', inmueble construido por Víctor Beltrí en el año 1900 en la finca Villa Calamari de la diputación cartagenera de San Félix. Las obras serán abordadas por la propiedad durante este mes y septiembre.

La directora general de Bienes Culturales, María Comas, ha explicado que "el palacete de Villa Calamari fue declarado BIC en 2012, al tratarse de un edificio modernista comparable a otros destacados inmuebles como el Palacio de Aguirre y el Palacio Pedreño y las casas Cánovas, Dorda y del Piñón".

Desde Cultura, ha añadido, "velamos por la conservación del patrimonio regional y, con ese objetivo, se han realizado en los últimos años varias inspecciones para comprobar el estado de conservación del conocido como 'Palacete Versalles', instando a los propietarios a adoptar las medidas adecuadas para frenar su deterioro".

Pese a las medidas de vigilancia adoptadas, se han producido actos vandálicos, tanto en el edificio principal como en su entorno, que han provocado daños. Por ello, se realizarán ahora obras de apuntalamiento, refuerzo y protección de caídas, aunque por el momento, el acceso a la propiedad seguirá estando prohibida -a pesar de tratarse de un BIC- por el peligro que conllevaría.

En concreto, las actuaciones previstas consistirán principalmente en el repaso y refuerzo del apuntalamiento de las zonas de forjado con signos de hundimiento, en sanear falsos techos interiores y en sustituir las cubiertas de teja hundidas.

Asimismo, se completará el cierre de los huecos exteriores sin carpintería o vidrios, se revisarán los balcones, dinteles y cornisas para evitar desprendimientos y, en la azotea, se eliminará la vegetación y se repararán las zonas levantadas para evitar goteras. Por último, se procederá a la limpieza y vaciado de escombros del inmueble y se realizará un tratamiento anticarcoma a la madera.

Junto a las reparaciones previstas en el edificio principal de Villa Calamari, los propietarios también incluyen en el proyecto de actuación presentado a Cultura diferentes actuaciones en otras zonas de la finca como las cocheras, las cuadras, el molino, la piscina, el escenario, el pozo y el extenso jardín exterior que hizo en su día que esta construcción fuera conocida como 'Palacete Versalles'.

Del mismo modo, y como consecuencia de la última visita de inspección realizada por los técnicos del Servicio de Patrimonio Histórico el pasado mes de julio, los propietarios adquirieron la obligación de elaborar un plan periódico de mantenimiento que permitirá evitar un deterioro del BIC y que contemplará medidas como la limpieza del inmueble y de la parcela, el tensado de puntales, el repaso de las cubiertas y el tratamiento de la madera con anticarcoma.

PERTENECIÓ A UN EMPRESARIO INGLÉS

La propiedad perteneció a un empresario inglés aficionado a la botánica que convirtió el terreno en un frondoso jardín y, a finales del siglo XIX, fue adquirida por el minero italiano Camilo Calamai -cuyo apellido, deformado, dio posteriormente nombre a la finca-. Él fue quien encargó la construcción del palacete a Víctor Beltrí en el año 1900.

El arquitecto diseñó entonces un hermoso edificio de estilo ecléctico modernista de planta cuadrada con dos pisos y semisótano, acompañado de un bloque anexo de una planta. Usó mármol para el zócalo y el pórtico, y ladrillo y piedra artificial para el resto de los muros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies