Cultura y Sanidad reparten casi 400 libros entre los paciente del hospital Reina Sofía

 

Cultura y Sanidad reparten casi 400 libros entre los paciente del hospital Reina Sofía

Actualizado 20/07/2009 18:55:34 CET

MURCIA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, y la consejera de Sanidad y Consumo, María Ángeles Palacios, repartieron hoy unos 400 libros entre los pacientes del Hospital Universitario Reina Sofía de Murcia, dentro del programa 'Lecturas Informales' de la Consejería de Cultura, cuyo objetivo es facilitar al máximo el acceso a la lectura a todos los ciudadanos, y además a través de obras de escritores murcianos.

La consejera de Sanidad reconoció esta actividad como un "proyecto especialmente interesante para los pacientes de un hospital, ya que durante el tiempo que tienen que estar ingresados no hay nada mejor que un libro para escapar a lo que te rodea".

Según Palacios, "un libro es siempre una puerta abierta a la imaginación, una puerta que, para alguien que tiene que pasar varios día ingresado en un hospital, es el mejor modo de demostrar que hay algo más allá de las ventanas".

Por su parte, el consejero de Cultura y Turismo aseguró en nota de prensa que "introducir la lectura como una metodología, como una sistemática en el día a día de un hospital, es un proyecto bastante interesante y estas fuerzas que se unen por parte de ambas consejerías van a dar resultados muy productivos".

La primera entrega de libros en hospitales se realizó en agosto de 2008, y en esta segunda, además de entregarse casi 400 libros a pacientes, se incorporan algunas novedades más.

Se trata de la instalación de un puesto de bookcrossing, una especie de expositor de libros para promover el intercambio; un carro-bibliomóvil, para que la entrega de libros a los pacientes pueda ser mas cómoda, y que como informó Cruz, "se va a entregar a otros cuatro hospitales a decidir por parte de la Consejería".

Así como un surtido variado de libros para ir alimentando el bookcrossing y el bibliomóvil; una serie de libros pequeños que se repartieron por las habitaciones; la primera entrega de 'audiolibros', editado en CD, y que en este caso, y como señaló Cruz, "van dirigidos a los pacientes que están tratándose de diálisis, lo cual implica bastante tiempo, y con el fin de hacerle el proceso más agradable, la escucha de un libro con una voz agradable y con una lectura envolvente creo que puede amortiguar bastante bien ese tiempo de espera y demora que conlleva este proceso".

También se regaló material promocional con alusiones a la campaña 'Lecturas Sin Receta', que va incluida en la campaña general de 'Lecturas Informales'.

"En definitiva, contrarrestar todos los impedimentos que pueda imponer el cuerpo con esa movilidad de la mente, la imaginación y el intelecto, y con la promesa, la voluntad de que todas estas iniciativas se van a diseminar de una manera racional, sistemática y programada por todos los hospitales de la Región", concluyó el titular de Cultura.

El programa 'Lecturas informales' está compuesto por tres colecciones: 'La Biblioteca del Tranvía', que asocia la lectura con los medios de transporte públicos; 'Microfronteras,' que publica textos desenfadados en pequeño formato, y 'Poesía en el archivo', que reúne los poemarios de los autores que participan en el ciclo del mismo nombre que se celebra en el Café del Archivo Regional.

Según Cruz, con este programa se pretende "sacar el libro de sus espacios habituales e incorporarlo a cada uno de los espacios de la vida cotidiana, al ritmo de cada uno de los ciudadanos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies