Descienden un 2% en 2016 las denuncias por agresiones a profesionales sanitarios

Publicado 16/03/2017 15:28:59CET

MURCIA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las denuncias interpuestas por agresiones a profesionales sanitarios han caído en 2016 un 2,2 por ciento respecto al año anterior, según reflejan los datos del Plan de prevención de las agresiones a los profesionales de la sanidad de la Región de Murcia.

El director general de Recursos Humanos del Servicio Murciano de Salud (SMS), Pablo Alarcón, ha valorado estos datos coincidiendo con la conmemoración del Día Nacional Contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario y ha explicado que, si bien se ha reducido el número de denuncias, los profesionales sanitarios que solicitaron asesoramiento durante el año pasado han aumentado en un 1,2 por ciento con respecto al 2015.

En concreto, se registraron y validaron 221 episodios de violencia a 279 profesionales de la sanidad regional, mientras que en 2015 se anotaron 201 agresiones.

Un 72 por ciento de las agresiones fueron dirigidas contra mujeres, lo que representa más del doble de las que sufren los hombres (28,3 por ciento).

Respecto a los agresores, un 61 por ciento son hombres y el 39 por ciento mujeres. El rango más frecuente de edad del agresor se sitúa en los hombres, en más de 60 años, y en la mujer entre los 31 y 35 años. Los agresores entre 25 y 45 años son los responsables del 35 por ciento de las agresiones registradas en 2016.

Los médicos y el personal de enfermería son los más atacados por los agresores de más de 60 años, los auxiliares de enfermería por personas de entre 25 y 30 y entre 46 y 50 años, y el personal de administración por usuarios con edades comprendidas entre los de 36 a 40 años.

En atención especializada los centros que más incidencias han experimentado son el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, con 27 registros, y Reina Sofía de Murcia, con 14 agresiones. Aquí, las categorías profesionales más afectadas son los enfermeros, con un 39 por ciento, seguidos de los médicos (27 por ciento) y auxiliares de enfermería (21 por ciento).

En atención primaria, la zona de Cartagena es la que más comunicaciones registra (27), seguida de la Gerencia de Murcia Este (16). Aquí los médicos son los más afectados (51,6 por ciento), seguidos de enfermería (19 por ciento) y personal de administración (16 por ciento).

Las formas de agresión más frecuentes son los gritos, amenazas verbales e insultos. Aunque, las agresiones físicas han aumentado un 8,7 por cien respecto al año anterior. Las causas o pretensiones de la agresión registradas más frecuentes fueron "no aceptar las normas del centro", seguidas por "exigir pruebas complementarias o medicación".
Prevención

El SMS trabaja en el abordaje de esta situación desde hace más de 10 años para reducir los casos de violencia en los centros sanitarios públicos, garantizando la seguridad de los profesionales, de los pacientes y de los enseres.

Al respecto, el director general de Recursos Humanos del SMS valora el trabajo de los técnicos responsables del Programa de Agresiones para fomentar las medidas preventivas y para prestar apoyo a aquellos profesionales que han sido víctimas de situaciones hostiles.

El SMS ha dotado de servicio de seguridad y vigilancia y de cámaras a aquellos centros con mayor índice de conflictividad. Además, todas las consultas de atención primaria, consultorios y centros de salud mental disponen del denominado 'botón antipánico'.

Pablo Alarcón ha apelado a la conciencia ciudadana "para que los profesionales puedan realizar su trabajo en unas condiciones óptimas, sin sentirse atemorizados o amenazados, lo que repercutirá en beneficio de todos, de profesionales y de pacientes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies