Detectan la presencia de varias especies de libélulas escasas en el río Segura

Libélulas ibéricas
ANSE
Publicado 07/02/2017 13:29:40CET

MURCIA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El seguimiento realizado en el contexto del proyecto LIFE+Segurariverlink ha permitido la detección de varias especies de libélulas escasas, tales como la libélula pinzada parda, la libélula atigrada mediterránea, el caballito alinegro occidental o la libélula roja pálida. Este "inesperado" valor ecológico pone de manifiesto la importancia del río Segura para la "conservación" de los odonatos ibéricos.

ANSE ha manifestado que "los invertebrados resultan claves en el funcionamiento de la práctica totalidad de los ecosistemas, pudiendo desempeñar funciones muy diversas como parásitos, descomponedores, depredadores, polinizadores".

En el caso de los odonatos "constituyen unos formidables depredadores tanto en su fase larvaria acuática como en su fase adulta terrestre, pudiendo capturar presas de gran tamaño, incluso pequeños vertebrados como pececillos y larvas de anfibios durante su etapa subacuática".

Gracias a los seguimientos realizados por la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) en el contexto del LIFE+Segurariverlink, proyecto financiado por el programa LIFE de la UE, "se están obteniendo datos sobre la presencia y abundancia de los odonatos (libélulas y caballitos del diablo) en el río Segura, concretamente en su tramo comprendido entre Calasparra y Abarán".

Los seguimientos realizados han detectado la presencia, en algunos casos y localidades en números elevados, de diferentes especies de odonatos consideradas amenazadas o raras para el resto del territorio ibérico.

Así, el caballito alinegro occidental (Calopteryx xanthostoma) es un caballito del diablo de color azul tornasolado que aparece asociado a zonas con cierta calidad de las aguas y está considerado como 'Vulnerable' en Andalucía, siendo considerado escaso en la Comunidad Valenciana. Sin embargo, resulta muy frecuente y abundante en el tramo del río Segura objeto del proyecto LIFE.

Por su parte, la libélula atrigrada mediterránea (Gomphus simillimus) se consideraba, hasta la fecha, una especie rara en el contexto ibérico y relegada a unas pocas localidades murcianas en el tramo alto del Segura. Sin embargo, los seguimientos la han detectado hasta las proximidades de Cieza (La Parra), siendo incluso abundante en Cañaverosa.

Una de las sorpresas más notables ha sido la localización de nuevas localidades con presencia de la libélula pinzada parda (Onychogomphus costae), una libélula típicamente norteafricana propia de ríos de zonas desérticas, muy rara en la Península Ibérica, lo que le valió su catalogación como especie 'Vulnerable' según el libro rojo de invertebrados del Ministerio.

En el contexto del proyecto se han detectado al menos dos núcleos: uno en las proximidades de Cieza (La Parra) y dos en el cañón de Almadenes (Calasparra).

Otras especies, como la libélula roja pálida (Sympetrum sinaiticum), también característica del norte de África y que se encuentra en aparente colonización de la Península ibérica, sólo ha sido detectada en una ocasión en los muestreos realizados en Hoya García (Cieza).

A juicio de la Asociación, estos datos vienen a poner de relevancia una vez más la importancia del río Segura en el sostenimiento de la biodiversidad y la necesidad no sólo de evitar afecciones sobre estos sistemas, sino la importancia de avanzar en su recuperación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies