Detenidas ocho personas por varios delitos de denuncias falsas y receptación de teléfono móviles

Un guardia civil manipula algunos de los móviles intervenidos
GUARDIA CIVIL
Publicado 24/06/2015 15:30:18CET

Han sido recuperados seis terminales que han sido devueltos a sus legítimos propietarios

MURCIA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado tres investigaciones para esclarecer la sustracción de terminales de telefonía móvil en la pedanía murciana de Cabezo de Torres y en San Javier, que se han saldado con la detención de ocho personas y la recuperación de seis terminales sustraídos.

En San Javier, debido al incremento de sustracciones de teléfonos móviles, la Guardia Civil inició la operación 'TERMINAL' para investigar tanto los robos como la comercialización ilícita de los teléfonos sustraídos, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Una de las líneas de investigación abierta se ha desarrollado en una zona del municipio donde los guardias civiles sospechaban que se podrían estar distribuyendo los terminales sustraídos, por lo que se ha efectuado un dispositivo de identificación de personas para verificar supuestos delitos de receptación -adquisición de efectos sustraídos-.

Este dispositivo ha permitido localizar a seis personas que, presuntamente, habían adquirido teléfonos móviles procedentes de robos, por lo que han sido detenidas como presuntas autoras de delito de receptación, logrando además recuperar seis terminales de gama alta, los cuales, tras ser puestos a disposición judicial, han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

Los arrestados, de nacionalidad española y marroquí, y con edades comprendidas entre los 18 y los 22 años, junto con las diligencias instruidas, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de San Javier (Murcia).

En la pedanía murciana de Cabezo de Torres y también ante el incremento de denuncias de robos y hurtos de teléfonos móviles, efectivos de la Benemérita han desarrollado varias investigaciones para esclarecer estos delitos.

La veracidad de dos de las denuncias recibidas generó ciertas sospechas a los investigadores. En uno de los casos la supuesta víctima denunció que fue asaltado por tres personas en la vía pública quienes, tras amenazarle con una navaja, le arrebataron dinero en efectivo y un teléfono móvil de gama alta.

La investigación ha puesto de manifiesto que la supuesta víctima formuló la denuncia para obtener un teléfono móvil nuevo, ya que el suyo se había averiado, con el consiguiente fraude a la compañía de seguros.
Paralelamente se ha llevado a cabo otra investigación para esclarecer un robo con fuerza cometido en el habitáculo de una motocicleta. El denunciante informó a la Guardia Civil que le habían sustraído un teléfono móvil.

Los investigadores han podido constatar que el denunciante pretendía, tras interponer la denuncia, que la compañía aseguradora le aportara otro terminal para supuestamente comercializarlo. Por ello, ambos denunciantes han sido arrestados como presuntos autores de los delitos de simulación de delito y estafa.

Las investigaciones desarrolladas se han saldado con la detención de ocho personas y la recuperación, hasta el momento, de seis terminales de gama alta que habían sido sustraídos y que han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

En algunas de las investigaciones, la Guardia Civil ha contado con la colaboración de las operadoras de telefonía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies