Detenidas 4 personas en Cartagena por favorecer inmigración clandestina con cartas de invitación fraudulentas

 

Detenidas 4 personas en Cartagena por favorecer inmigración clandestina con cartas de invitación fraudulentas

Cuatro detenidos por favorecimiento de la inmigración clandestina
POLICÍA NACIONAL
Publicado 31/05/2017 16:28:47CET

La investigación se realizó gracias a la colaboración con el Consulado General de España en Orán

CARTAGENA (MURCIA), 31 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas en Cartagena por favorecer inmigración clandestina mediante el envío de cartas de invitación fraudulentas, según informaron fuentes del citado Cuerpo en un comunicado.

Cabe destacar que la Policía Nacional tiene entre sus funciones prioritarias el control fronterizo "no sólo en el propio interés nacional, sino en interés del conjunto de los Estados miembros de la Unión Europea que han suprimido los controles en sus fronteras interiores".

De este modo, la Policía Nacional afirma que contribuye a la lucha contra la inmigración clandestina y la trata de seres humanos, así como a la prevención de cualquier amenaza a la seguridad interior, al orden público, a la salud pública y a las relaciones internacionales de los Estados miembros.

A fin de llevar a cabo este control fronterizo, la Policía Nacional explica que todo extranjero que desee obtener un visado con el fin de efectuar un viaje turístico o privado, deben aportar, entre otros requisitos, una carta de invitación de un particular con residencia en España.

Mediante esta carta de invitación se pretende constatar exclusivamente la existencia de hospedaje cierto a disposición del extranjero, y que, además, contenga la información relativa a si el alojamiento supone o no la cobertura de toda o parte de su manutención.

En relación a este control fronterizo, la Policía Nacional en Cartagena, con la colaboración del Consulado General de España en Orán (Argelia) detectó el incumplimiento del control de retorno impuesto a una familia argelina, sospechando que sus intenciones no eran realizar un viaje turístico, sino permanecer en España.

Según la Policía Nacional, esta familia habría obtenido sus respectivos visados gracias a la presentación de varias cartas de invitación solicitadas a través de la Comisaría de Cartagena por otros ciudadanos argelinos con residencia en esta localidad.

La Brigada de Extranjería y Fronteras confirmó que habían entrado en territorio nacional a través del Aeropuerto de Alicante, pero no figuraba, sin embargo, ningún control de salida, lo que indicaba que seguían en suelo europeo varios meses después de la expiración de sus visados.

Seguidamente, los agentes solicitaron la colaboración del Ayuntamiento de Cartagena y otras Administraciones del Estado pudiendo constatar que todos los miembros de la unidad familiar se habían empadronado a los pocos días de entrar en España y, además, habían solicitado sendos documentos de asistencia sanitaria en situaciones especiales para ciudadanos extranjeros no registrados en el Sistema Nacional de Salud, el equivalente a las tarjetas sanitarias que poseen cualquier ciudadano con residencia en España.

Estos datos, según la Policía Nacional, vendrían a confirmar las sospechas del Consulado y de los agentes sobre la intención final de esta familia de establecerse en territorio europeo.

En este caso, los componentes de la unidad familiar fueron registrados en el padrón municipal en una vivienda perteneciente a quienes les invitaron, que eran garantes del correcto cumplimiento de las cartas de invitación y que habían permitido la entrada en España de aquéllos.

A pesar del empadronamiento, los investigadores comprobaron que se trataba de un domicilio ficticio que habría sido utilizado únicamente a los efectos de adquirir los documentos sanitarios, por lo que establecieron un dispositivo de control y vigilancia sobre el domicilio que concluyó con la detención de las cuatro personas, después de verificarse que los invitados residían ocultamente en el domicilio del matrimonio argelino.

Finalmente, las personas que cursaron la invitación fueron detenidos por un delito de favorecimiento de la inmigración clandestina. Y los invitados lo fueron por una infracción a la Ley de Extranjería, incoándose los correspondientes expedientes de expulsión.

Por todo lo expuesto, la Policía Nacional informa de la responsabilidad penal en la que pueden incurrir los ciudadanos residentes en nuestro país cuando emiten una carta de invitación para ciudadanos de otros países no comunitarios.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies