Detenido por conducir en sentido contrario más de 3 kilómetros y triplicar la tasa máxima de alcohol

 

Detenido por conducir en sentido contrario más de 3 kilómetros y triplicar la tasa máxima de alcohol

Detenido en un control de alcoholemia
GUARDIA CIVIL
Actualizado 03/07/2015 23:36:23 CET

MURCIA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil, en uno de los dispositivos establecidos para la verificación de alcoholemia y drogas, ha detenido este domingo al conductor de un turismo, de 38 años y nacionalidad española, por circular por la autovía en sentido contrario al establecido durante un tramo de más de 3 kilómetros y triplicar la tasa máxima de alcohol al intentar evadir un control de alcoholemia de la Benemérita.

Desde primeras horas de la madrugada de ayer, guardias civiles del Sector de Tráfico de Murcia realizaron un dispositivo simultáneo de verificación de alcoholemia y drogas en distintas carreteras de la Región con la finalidad de cumplir con el plan de control de las zonas de ocio y concienciar a los conductores de los peligros que supone conducir con exceso de alcohol o drogas.

En uno de estos dispositivos, el conductor de un turismo circulaba por la carretera RM-36 (Ronda Transversal de Cartagena), sentido carretera RM F-36 (Torre Pacheco-Cartagena), cuando al aproximarse a la plaza circular en el kilómetro 12,200 de esta última vía y apercibirse de la existencia de un punto de verificación de alcoholemia y drogas de la Guardia Civil, frenó súbitamente, dio marcha atrás y realizó un brusco cambio de marcha.

El conductor del turismo se dio a la fuga a gran velocidad por la calzada en sentido contrario, obligando a varios vehículos que circulaban correctamente a realizar maniobras evasivas para evitar una posible colisión, hasta internarse en una urbanización de Cartagena donde, después de realizar diversas maniobras arriesgadas para evitar la acción policial, fue interceptado por varias patrullas de la Benemérita.

Fruto de esta intervención policial, efectivos de la Agrupación de Tráfico consiguieron detener al vehículo infractor e identificar a su conductor, que presentaba síntomas claros y evidentes de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Tras realizarse las pruebas preceptivas de drogas y alcoholemia, arrojó una tasa de 0.68 y 0.70 miligramos de alcohol por litro en aire espirado, en sendas pruebas, triplicando, por tanto, la tasa máxima permitida.

Finalmente, se procedió a su detención por los supuestos delitos de conducción temeraria y conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, y se puso a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Cartagena. Además, se inmovilizó el vehículo en el lugar de los hechos con un dispositivo específico (cepo).

MÁS DE 4.000 CONDUCTORES CONTROLADOS DURANTE EL FIN DE SEMANA

Durante este fin de semana y en los diferentes dispositivos de verificación de alcoholemia y drogas desplegados, la Agrupación de Tráfico de la Región de Murcia ha controlado a 4.082 conductores, de los que 83 arrojaron resultado positivo en alcohol (2,03 por ciento).

Entre éstos se ha detenido a tres conductores por hacerlo bajo la influencia de alcohol o drogas, que han sido puestos a disposición judicial, y el resto han sido denunciados por infracción administrativa (alcoholemia) ante la Jefatura Provincial de Trafico de Murcia. Asimismo, se han denunciado a nueve conductores por circular habiendo consumido drogas u otras sustancias estupefacientes prohibidas.

En especial sobresalen los controles establecidos en las inmediaciones de las ciudades de Cartagena y Lorca, en respuesta a la afluencia masiva de vehículos motivados por la celebración de fiestas en estos municipios murcianos.

En estos controles se verificó a 2.668 conductores, de los que 55 arrojaron resultado positivo, tres de los cuales han sido detenidos y puestos a disposición judicial por superar la tasa de 0,60 mg/l establecida en el Código Penal, mientras que los restantes 52 han sido denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia. De los 55 conductores, se denunció a tres por conducir con presencia de drogas en su organismo.

El delito de conducción temeraria se encuentra recogido en el Código Penal y puede ser castigado con penas que van desde la prisión de 6 meses a 2 años y la privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 año y hasta 6.

Por su parte, conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, y en todo caso, con tasas superiores a 0,60 mg/l. de alcohol en aire espirado tiene señaladas penas alternativas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, así como la suspensión del derecho a conducir por tiempo superior a 1 año y hasta 4 años.

La conducción de vehículos a motor con tasas de alcohol superiores a 0,25 mg/l (0,15 mg/l conductores noveles y profesionales) y hasta 0,60 mg/l, desde la última reforma de la Ley de Seguridad Vial, puede llevar aparejada una sanción económica de 500 a 1000 euros, así como la pérdida de 4 a 6 puntos del permiso de conducir.

De igual forma se actúa cuando el conductor a ingerido drogas u otras sustancias prohibidas que pueden determinar bien un supuesto delito contra la seguridad vial castigado con las mismas penas que en el caso del alcohol, bien una denuncia administrativa, que se sanciona en este último caso con 1.000 euros de multa y la pérdida de 6 puntos.

En todos los casos, los vehículos afectados son inmovilizados con dispositivos especiales, que impidan su movimiento hasta que sus conductores se encuentran en condiciones de proseguir viaje, una vez que han rebajado el nivel de alcoholemia o desaparecido la presencia de drogas, o bien se hagan cargo otros conductores habilitados tras las pruebas oportunas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies