Detenido un conductor por circular en sentido contrario por la A-7 cuadriplicando la tasa de alcohol

 

Detenido un conductor por circular en sentido contrario por la A-7 cuadriplicando la tasa de alcohol

Contador
Imagen de la intervención de la Guardia Civil
GUARDIA CIVIL
Publicado 19/04/2017 15:00:51CET

El arrestado accedió a la autovía en sentido contrario al establecido y ocasionó un accidente en el que resultó herida una mujer

MURCIA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha detenido al conductor de un turismo que accedió a la autovía A-7, a la altura de Lorca, en sentido contrario cuadriplicando la tasa de alcohol, poniendo en grave riesgo la vida e integridad física de los usuarios de la vía, y ocasionó un accidente de circulación en el que resultó herida una mujer. Al arrestado se le atribuye la presunta autoría de los delitos de conducción temeraria y conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

En el marco de los servicios de vigilancia de la seguridad vial desarrollados con motivo de la Operación Especial de Tráfico de Semana Santa de la Dirección General de Tráfico (DGT), la Central Operativa de Servicio de Tráfico (COTA) de la Benemérita fue alertada, a través del teléfono de Emergencias 1-1-2, de que un turismo había sido avistado circulando en sentido contrario al establecido por la autovía A-7 (Algeciras-Barcelona), conocida como la autovía del Mediterráneo, haciéndolo sentido Algeciras por la calzada reservada sentido Barcelona.

Inmediatamente se estableció el dispositivo oportuno para hacer frente a esta situación irregular movilizándose dos patrullas de motoristas de la Agrupación de Tráfico, que lograron interceptar al vehículo en la autovía A-7, en las proximidades del túnel de Lorca después de haberse incorporado a la calzada en sentido contrario al establecido, recorrer unos 500 metros de forma irregular y ocasionar un accidente de circulación al colisionar con un taxi en el que resultó herida de consideración la pasajera de este último vehículo.

La Guardia Civil restableció inmediatamente la seguridad de la circulación, alterada por este suceso, e identificó al conductor -un varón, español, de 50 años y vecino del municipio- que aparentaba claros signos de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que fue sometido a las preceptivas pruebas, en las que arrojó los resultados de 0,87 y 0,82 miligramos de alcohol por litro de aire, respectivamente en ambos test obligatorios, casi cuadruplicando la tasa máxima permitida, que es de 0,25 mg/litro.

Por estos hechos se procedió a su detención como presunto autor de sendos delitos contra la seguridad vial, uno por conducción temeraria y otro por hacerlo bajo la influencia de alcohol, siendo puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Lorca (Murcia), para la celebración de juicio rápido. Asimismo, el turismo que conducía el arrestado, que había sufrido desperfectos de consideración, fue retirado por un servicio de asistencia en carretera, quedando a disposición de la misma autoridad judicial.

El detenido, debido a la elevada tasa de alcoholemia que presentaba, se encontraba totalmente desorientado e incapacitado para la conducción y circulaba desde Lorca, donde al parecer había estado consumiendo bebidas alcohólicas con el propósito de desplazarse hasta su domicilio en Purias.

La Guardia Civil recuerda que el delito de conducción temeraria se encuentra recogido en el Código Penal y puede ser castigado con penas de prisión de 6 meses a 2 años y privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 6 años.

Por su parte, advierte que conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas lleva aparejadas penas alternativas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en todo caso la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

En los casos de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o presencia de drogas en el organismo, la Guardia Civil los vehículos afectados son inmovilizados por la Guardia Civil hasta que sus conductores se encuentren en condiciones de proseguir viaje, una vez que hayan rebajado el nivel de alcoholemia dentro de los límites permitidos o desaparecida la presencia de las drogas.

Asimismo, ha advertido que se pueden hacer cargo de los mismos otros conductores que se encuentren habilitados, con la realización de las pruebas previas oportunas, o ser retirados por una grúa, como en este caso.

Ante la elevada peligrosidad que supone la circulación por autovía en sentido contrario al habitual, la Guardia Civil quiere apelar a la colaboración ciudadana para que tan pronto como detecten una de estas situaciones avisen urgentemente a los teléfonos 1-1-2 (emergencias) o 062 (Guardia Civil), como ha ocurrido en este caso, permitiendo interceptar al infractor antes de que se produjera algún accidente.

Además, la Guardia Civil aconseja que, siempre que sea posible y salvo para realizar adelantamientos, se utilice el carril derecho de la calzada de las autopistas y autovías, ya que, quienes conducen en sentido contrario por este tipo de vías, suelen utilizar el carril izquierdo al creer que circulan por una carretera convencional dotada de un carril para cada sentido.

Asimismo, la Benemérita sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la DGT, conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, se practicarán las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a todos los conductores que sean denunciados por la comisión de infracciones, implicación en accidentes o aquellos otros en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspección que se lleven a cabo, intensificándose durante las Fiestas de Primavera de Murcia, Romería de Blanca y Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz.

Estos dispositivos tienen la finalidad de concienciar a los ciudadanos de la incompatibilidad de estas sustancias con la conducción, dada la merma de reflejos y capacidades que para el control de los vehículos suponen, y garantizar así la seguridad vial en nuestras carreteras, evitando, de esta forma, la producción de accidentes de circulación y las graves consecuencias, que como en este caso pudieran haber acarreado, apelando al empleo de medios de transporte colectivos o fórmulas alternativas para estos desplazamientos que no sean ponerse al volante en estas condiciones, sobre todo por parte de los conductores más jóvenes.

Se trata del primer caso de conducción temeraria en sentido contrario al establecido y bajo la influencia de alcohol o drogas ocurrido en las carreteras de la Región de Murcia durante el año 2017, frente a los siete supuestos de esta índole que se registraron durante el pasado año 2016.

Asimismo, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil recuerda que durante esta semana se está realizando una campaña especial de control de velocidad, dentro del calendario establecido por la Dirección General de Tráfico y que tiene por objetivo la reducción de la siniestralidad derivada de la velocidad excesiva o inadecuada y las graves consecuencias lesivas que acarrean.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies