Detenido por eludir un control policial de forma temeraria y sin carné en Totana

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

En menos de seis horas fue identificado y detenido

Detenido por eludir un control policial de forma temeraria y sin carné en Totana

Imagen de un control de la Guardia Civil
GUARDIA CIVIL
Publicado 02/11/2016 15:01:15CET

El detenido circuló en sentido contrario en una rotonda para evitar un control de alcoholemia

MURCIA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia detuvo, a primera hora de la mañana del pasado domingo, 30 de octubre, al conductor de un turismo que, horas antes, se había saltado un control policial en Totana, continuando la marcha de modo temerario. Una vez identificado se constató la pérdida de la totalidad de los puntos asignados del permiso de conducción, por lo que se le atribuye la presunta autoría de sendos delitos contra la seguridad vial, por conducción temeraria y con pérdida de la vigencia del permiso de conducción por pérdida total de los puntos asignados.

El suceso tuvo lugar sobre las 3.15 horas del pasado domingo, 30 de octubre, cuando agentes del Destacamento de Tráfico de Lorca estaban realizando su servicio en un punto de control preventivo de alcoholemia y drogas establecido en la salida de la carretera N-340 (Cádiz-Barcelona), sentido Barcelona, a la altura del término municipal de Totana, en el marco los servicios establecidos con motivo de la Operación Especial de Tráfico 'Puente de Todos los Santos'.

Los agentes observaron cómo un turismo, al detectar la presencia policial, giró en la rotonda por la que circulaba para eludir el control policial, conduciendo en sentido contrario al establecido, con el consiguiente riesgo de colisión con el resto de usuarios de la vía, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Inmediatamente, una patrulla de motoristas de Tráfico, con la señalización óptica y acústica especial activada, inició el seguimiento del vehículo evadido, que hizo caso omiso a las señales de los agentes y continuó su precipitada fuga hasta internarse en el núcleo urbano de Totana donde, además, obligó a varios peatones y a otros vehículos a desviar su ruta para evitar una colisión inminente.

Esas maniobras evasivas permitieron al conductor huir sin ser interceptado, por lo que la Guardia Civil inició la correspondiente investigación para identificarlo y detenerlo.

Las pesquisas policiales, practicadas inmediatamente después de lo sucedido, resultaron positivas a primera hora de la mañana del mismo día 30, con la identificación de un varón, de 41 años, de nacionalidad española y vecino de Totana, que una vez localizado fue detenido como presunto autor de sendos delitos contra la seguridad vial, por conducción temeraria y por conducir careciendo de permiso por pérdida total de los puntos asignados legalmente.

Al arrestado le consta una privación del permiso de conducir, por resolución de la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, desde junio hasta diciembre del año actual, por pérdida de la totalidad de los puntos asignados legalmente, además de otras sanciones administrativas por conducir bajo los efectos del alcohol.

El detenido y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Totana (Murcia).

DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD VIAL

La Guardia Civil recuerda que el delito de conducción temeraria con manifiesto desprecio por la vida de los demás, se encuentra recogido en el Código Penal y puede ser castigado con penas de prisión de 2 a 5 años, multa de 12 a 24 meses y privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de 6 hasta 10 años.

Por su parte, conducir un vehículo a motor en caso de pérdida de vigencia del permiso por pérdida de la totalidad de los puntos asignados legalmente, tiene señaladas penas alternativas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 12 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

La Guardia Civil sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que, de forma imprudente, temeraria y a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico, conducen después de haber consumido alcohol o drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, se practicarán las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a todos los conductores que sean denunciados por la comisión de infracciones, implicación en accidentes o aquellos otros en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspección que se lleven a cabo.

Dichas actuaciones tienen la finalidad de concienciar a los ciudadanos de la incompatibilidad de estas sustancias con la conducción, dada la merma de reflejos y capacidades que para el control de los vehículos suponen, y garantizar así la seguridad vial en nuestras carreteras, evitando, de esta forma, la producción de accidentes de circulación y las graves consecuencias, que como en este caso pudieran haber acarreado, apelando al empleo de medios de transporte colectivos o fórmulas alternativas para estos desplazamientos que no sean ponerse al volante en estas condiciones, sobre todo por parte de los conductores más jóvenes.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies