Detenidos por alquilar casas de veraneo y suspender la reserva quedándose el dinero

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Se han esclarecido cinco hechos delictivos en el Mar Menor

Detenidos por alquilar casas de veraneo y suspender la reserva quedándose el dinero

Imagen de uno de los detenidos por las estafas inmobiliarias
GUARDIA CIVIL
Publicado 02/11/2016 14:57:14CET

Varios propietarios de viviendas de veraneo y futuros inquilinos han sido estafados

MURCIA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación 'ARMEL', una investigación dirigida a esclarecer unas supuestas estafas en el ámbito inmobiliario, que se ha saldado con la detención de dos personas como presuntas autoras de delito grave de estafa. Hasta el momento, se han esclarecido cinco hechos delictivos por el alquiler irregular de viviendas ubicadas en la comarca murciana del Mar Menor.

La investigación se inició el pasado mes de junio cuando se presentaron una serie de denuncias ante la Guardia Civil de Cieza en las que los perjudicados referían haber entregado ciertas cantidades de dinero para el alquiler de apartamentos vacacionales a un mediador. Esta persona, finalmente, alegaba cualquier excusa para negar su ocupación en las fechas convenidas, sin reintegrar el importe abonado por la reserva.

Las pesquisas practicadas por la Benemérita permitieron averiguar la identidad de los propietarios de las fincas que, ajenos a estas prácticas delictivas, habían puesto en manos de una tercera persona la gestión del alquiler de sus viviendas, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Fruto de la investigación se detectaron otros cinco casos de personas perjudicadas en distintos puntos de la Región estafadas con el mismo método: el abono de la reserva de apartamentos ubicados en la comarca del Mar Menor que nunca llegaron a ocupar.

Los indicios obtenidos por los investigadores han permitido averiguar la identidad de un primer sospechoso que una vez localizado ha sido detenido como presunto autor de delito grave de estafa. Se trata de un varón, de nacionalidad española y vecino del municipio alicantino de Bigastro.

Las pesquisas practicadas han permitido identificar a una segunda persona que, a través de una cuenta bancaria a su nombre, recibió los ingresos de alguna de las víctimas. Una vez localizada ha sido detenida, también en Bigastro (A), como presunta autora de los delitos investigados.

ESTAFA TRANSVERSAL

La Benemérita ha constado que las estafas han perjudicado tanto a los propietarios de las viviendas como a los futuros inquilinos, de tal forma que ambos eran engañados para obtener ingresos económicos de manera fraudulenta.

Para consumar el delito uno de los arrestados contactaba con los dueños de las fincas, a los que se ofrecía como gestor inmobiliario, garantizando cierta selección de los clientes para asegurar un buen uso de las residencias.

Una vez contaba con su permiso y mediante carteles anunciadores que colocaba en los inmuebles, facilitaba su número de teléfono para que los interesados contactasen con él.

La estafa se consumaba cuando los futuros arrendatarios le abonaban un adelanto del alquiler y días después recibían la llamada de este supuesto mediador que, alegando cualquier tipo de inconveniente, les comunicaba que la ocupación no podría llevarse a cabo sin reintegrales, finalmente, el dinero de la reserva.

Las pesquisas practicadas han permitido averiguar que estos cobros se realizaban tanto en mano como a través de una cuenta bancaria a nombre de la segunda persona detenida que, presuntamente, y en connivencia con el supuesto mediador, se beneficiaba de las estafas.

La Guardia Civil ha constatado que incluso se llegaron a solapar fechas de ocupación con el alquiler, a distintos arrendatarios y en las mismas fechas, de una misma vivienda.

Hasta el momento, la investigación ha permitido esclarecer cinco delitos de estafa.

Los arrestados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Orihuela (Alicante). Los guardias civiles que han dirigido la operación han contado con la colaboración de unidades de la Benemérita de Murcia y Alicante, y del Cuerpo Nacional de Policía de Murcia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies