Detenidos cinco jóvenes de una banda que llegó a sustraer más de 30.000 euros de máquinas 'tragaperras'

Guardia Civil desarticula grupo delictivo que sustraía efectivo en tragaperras
GUARDIA CIVIL
Actualizado 06/07/2015 10:16:57 CET

MURCIA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarticulado un grupo delictivo dedicado a la sustracción de efectivo en máquinas 'tragaperras' en Totana y Las Torres de Cotillas, llegando a hacerse con un botín superior a 30.000 euros. La operación, denominada 'Rimas cash', se ha saldado con la detención de cuatro jóvenes y una mujer, todos ellos españoles y con edades comprendidas entre los 20 y los 27 años.

Hasta el momento, al grupo delictivo, radicado en Archena, se le atribuye la autoría de una decena de delitos cometidos en máquinas recreativas instaladas en establecimientos de Totana y en una máquina expendedora de cambio de un lavadero de Las Torres.

Agentes especializados en prevención de seguridad ciudadana iniciaron la operación el pasado mes de junio cuando, gracias a la colaboración ciudadana, fueron alertados de que un grupo de personas podría estar sustrayendo la recaudación de máquinas recreativas de juegos de azar en Totana.

Las inspecciones realizadas por la Benemérita permitieron constatar que las máquinas recreativas habían sido manipuladas y presentaban daños considerables en su software de funcionamiento, así como que se encontraban sin recaudación.

La actividad ilícita desarrollada por la organización criminal desmantelada, con movilidad regional, comenzaba con la selección de un establecimiento público en el que hubiera un tipo concreto de máquina recreativa susceptible de ser manipulada.

Una vez seleccionado, los ahora detenidos actuaban en grupo y empleaban medidas de seguridad para evitar ser sorprendidos mientras manipulaban las máquinas y sustraían su recaudación.

Uno de los integrantes entraba primero en el establecimiento y solicitaba una consumición. Tras observar las características de la máquina, si comenzaba a jugar, indicaba que la actuación era viable, por lo que el resto de integrantes, que observaban discretos desde el exterior, comenzaban su actuación.

Accedía entonces al local otro de los integrantes del grupo, generalmente la mujer, cuya función era distraer al empleado mientras entraba el resto del grupo para manipular la máquina.

La manipulación consistía en la utilización de un encendedor eléctrico, instalado generalmente en calentadores de agua, contra la máquina recreativa. El instrumento casero liberaba una descarga eléctrica que provocaba un error en la programación de la máquina y permitía que, con una sola moneda, se obtuviera el mayor premio posible de forma continuada, por lo que se hacían con el total de la recaudación de la 'tragaperras'.

Hasta el momento, ya que la investigación continúa abierta, se ha podido constatar que el grupo delictivo está implicado en una decena de actuaciones de este tipo en Totana.

Además, se ha detectado otro hecho delictivo cometido con idéntico 'modus operandi', pero esta vez en una máquina expendedora de cambio instalada en un lavadero de Las Torres de Cotillas, donde los ahora arrestados, presuntamente, sustrajeron 750 euros.

Del análisis de la información obtenida durante la investigación se desprende que los integrantes del grupo delictivo desmantelado, durante sus actuaciones ilícitas se han apoderado de más de 30.000 euros y han causado daños en las máquinas superiores a los 3.000 euros.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios y tras identificar a los integrantes del grupo delictivo, durante los últimos días la Guardia Civil ha detenido y puesto a disposición judicial a cinco personas, entre ellos su cabecilla.

Durante las detenciones, los investigadores se incautaron del artilugio empleado por la banda en su actividad ilícita: un encendedor eléctrico procedente de un calentador de agua utilizado para suministrar descargas de corriente contra las máquinas.

A los arrestados, la mayoría con amplio historial delictivo por hechos similares, se les atribuye la presunta autoría de los delitos de estafa y daños. Al líder del grupo se le atribuye también un delito de usurpación de estado civil, ya que en el momento de ser identificado aportó la identidad de un familiar.

Los detenidos, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Totana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies