Detenidos cuatro jóvenes tras robar la caja registradora en un estanco de Algezares

Publicado 25/06/2015 13:25:56CET

MURCIA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Murcia ha detenido a cuatro jóvenes tras participar en el hurto de una caja registradora en un estanco de la pedanía de Algezares, según fuentes del citado Cuerpo consultadas por Europa Press.

El suceso tuvo lugar pocos minutos después de las 19.00 horas de este miércoles, cuando se denunció un hurto en un estanco de la pedanía de Algezares.

En concreto, dos jóvenes que habían entrado al establecimiento comenzaron a pelearse y, cuando el dueño intentó separarlos, entraron otros dos y sustrajeron de la caja registradora 450 euros, huyendo todos, a continuación, en bicicleta.

Con la descripción física y vestuario del grupo varias patrullas pertenecientes a la Unidad de Descentralización iniciaron la búsqueda, averiguando que se habían dirigido hacia la pedanía de Garres y Lages, y que en la gasolinera a la entrada de la población varios jóvenes que se desplazaban en bicicleta habían estado repartiéndose dinero.

Poco después, uno de los agentes logró localizar a dos de ellos en la calle Mayor, que intentaron huir inmediatamente. El policía consiguió sujetarlos a ambos y, aunque los incesantes forcejeos de los sospechosos hacían difícil evitar su fuga, dos ciudadanos que observaron la situación auxiliaron al agente en esta tarea.

Los otros dos sospechosos acudieron al lugar, intimidando no solo al policía, sino también a las personas que le ayudaban, amenazándoles gravemente pero, al escuchar las sirenas de los vehículos policiales que se aproximaban en apoyo a su compañero, abandonaron el lugar. No obstante, minutos después, también fueron localizados en una zona no muy distante y detenidos.

Todos ellos fueron trasladados a la Comisaría de Distrito de El Carmen, incluso los que decían tener menos de 14 años, puesto que no querían facilitar otros datos relativos a su identidad ni domicilio.

Finalmente fueron identificados como tres menores, uno de 13 años (inimputable), otro de 14 años y el tercero, de 17. El cuarto acusado es el único mayor de edad, un varón, de 20 años, de nacionalidad española y vecino de Murcia. Los dos más pequeños fueron entregados a su familiares, informándoles de los hechos.