La Dirección General de Industria tomará 180 muestras de carburante de estaciones de servicio para comprobar su calidad

Actualizado 17/07/2010 15:00:44 CET

MURCIA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Universidades, Empresa e Investigación, a través de la Dirección General de industria, Energía y Minas, acaba de iniciar una campaña de inspección en las que tomará 180 muestras de carburante de las estaciones de servicio de la Región para comprobar su calidad, según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

De este modo, el objetivo de esta iniciativa es la defensa de los intereses de los consumidores y el respeto del medio ambiente. El director general de Industria, Energía y Minas, José Francisco Puche, afirmó que con esta iniciativa "controlamos que estos productos cumplen con las especificaciones técnicas necesarias para el buen funcionamiento de los vehículos a motor, quemadores o motores fijos, y que no supongan un riesgo para los consumidores. Además, vigilamos que no se sobrepasen ciertos parámetros que generarían más contaminación, como la cantidad de plomo, azufre o de hidrocarburos aromáticos".

Los análisis realizados el año pasado demuestran que calidad de los combustibles que se comercializan en la Región es buena y sólo un uno por ciento de las muestras analizadas se sale del rango establecido en algún parámetro. El transporte y las condiciones climáticas pueden influir en el combustible, pero las condiciones de almacenamiento y la rotación del producto son los principales factores que pueden afectar a la calidad.

Así, el programa establece el control de los productos en estaciones de servicio, puertos marítimos y parques de almacenamiento. La selección de los lugares en los que se realizarán las inspecciones estipula que al menos se realicen en una estación de cada municipio y en dos estaciones de cada una de las principales carreteras de la Región.

Igualmente, cada año se tomarán muestras de todas las estaciones de servicio de los puertos marítimos y en todos los parques de almacenamiento existentes.

METODOLOGÍA DE TRABAJO

La Dirección General de Industria, Energía y Minas, en colaboración con un organismo de control autorizado, extrae las muestras de combustible a través de los boquereles de los aparatos surtidores. Salvo en el caso de que la toma de muestras de realice en un parque de almacenamiento para distribución, se sacará el combustible directamente del depósito de almacenamiento.

Siempre se toman dos muestras de cada producto y sendos envases son precintados y etiquetados en presencia del encargado de la estación de servicio o parque de almacenamiento. Una muestra queda en poder del establecimiento y la otra es enviada a un laboratorio para su análisis.

En este sentido, Puche ha explicado que "en la Región, somos pioneros en estos controles, ya que en 2001 iniciamos de oficio una campaña destinada a comprobar la calidad de las gasolinas y gasóleos comercializados. Para ello se eligieron entonces 28 estaciones de servicio y siete parques de almacenamiento".

Y es que, cuando los análisis realizados arrojan resultados que no se ajustan a los parámetros de calidad exigidos, la legislación establece multas de hasta 600.000 euros. Asimismo, si determina que el combustible ha sido manipulado para obtener un beneficio, la multa puede alcanzar hasta el doble del beneficio obtenido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies