Disponer de empleo no es suficiente protección par salir del riesgo de pobreza y exclusión social, según un estudio

Presentación del estudio
EUROPA PRESS
Publicado 15/02/2018 14:57:51CET

Casi el 48% de los hogares en la Región no tiene capacidad para hacer frente a un gasto imprevisto de 650 euros; el 40% en municipio Murcia La Región experimentó aumentó de 260.000 personas en riesgo pobreza en época de crisis aunque cifra se reduce en 150 mil entre 2015 y 2016

MURCIA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más del 45 por ciento de la población en riesgo de pobreza y exclusión social en la Región de Murcia es inactiva y casi el 23 por ciento está desempleada, lo que implica que un 32 por ciento tiene un empleo "y pone de manifiesto que disponer de un empleo no es suficiente protección par salir del riesgo de pobreza y exclusión social".

Así lo ha señalado el profesor de la Facultad de Economía Aplicada de la Universidad de Murcia (UMU), Antonio Losa, en la presentación de la primera fase del proyecto de investigación 'Condiciones de vida y Bienestar social de la población en riesgo de pobreza y exclusión social en la Región de Murcia. Una aplicación de diseño metodológico al municipio de Murcia', financiado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades a través del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), y realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Murcia.

Algo que explica en la abundancia de empleos con bajos salarios y el elevado porcentaje de contratos precarios, resaltando, al respecto, que "la existencia de personas que, teniendo un trabajo, viven por debajo del umbral de la pobreza no es un fenómeno nuevo, sin embargo, la crisis económica, los recortes en prestaciones sociales y las transformaciones del mercado de trabajo han incrementado y visibilizado estas situaciones", por lo que subraya la importancia de invertir en políticas sociales.

Antonio Losa, director del estudio, ha querido destacar también que la Región de Murcia experimentó un aumento de más de 260.000 personas en riesgo de pobreza y exclusión entre 2008 y 2014; "no obstante, entre 2015 y 2016 la cifra se ha reducido en casi 150.000 personas". Así pues, "la reducción de la población en riesgo de pobreza en la Región de Murcia entre los años 2014 y 2016 equivale a la cuarta parte de lo experimentado en el país".

Acompañado del presidente de EAPN, Diego Cruzado, además de las directores generales del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) y de la Consejería de Familia, Verónica López y Miriam Pérez, respectivamente, ha detallado que el 47,9 por ciento de los hogares murcianos no tiene capacidad para hacer frente a un gasto imprevisto de 650 euros con sus propios recursos; el 10,7 por ciento ha tenido retrasos en pagos relacionados con la vivienda; el 3,9 por ciento no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días y el 24,5 por ciento llega con mucha dificultad a fin de mes con sus ingresos.

Además, el 48,7 por ciento no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa, al menos una semana al año; el 19,3 por ciento no puede permitirse mantener su vivienda a una temperatura adecuada durante los meses de frío, o que la pobreza energética afecta a 77.351 hogares en la Región (16.606 en municipio de Murcia).

En el caso concreto del municipio de Murcia, el estudio destaca que casi el 41 por ciento no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa o que el 40% no tiene capacidad para hacer frente a un gasto imprevisto de 650 euros. En lo referente al equipamiento del hogar, el 7,3 por ciento no puede permitirse un ordenador, el 6,4 por ciento un coche y el 2,4% no puede adquirir un televisor.

Así, la tasa AROPE en el municipio de Murcia se encuentra cuatro puntos por debajo de la regional en 2016, en el 30,7%, pero sobrepasa el resultado nacional (27,9%).

Pero aunque los resultados municipales son "algo más favorables" que los regionales, no ocurre así en la confluencia de las tres circunstancias que configuran la tasa AROPE (el porcentaje de población que está tanto en riesgo de pobreza como con privación material severa y viviendo en una hogar con baja intensidad de trabajo), que supone el 3,1 por ciento de la población en el municipio de Murcia, cuando en el conjunto regional este porcentaje es del 2,3% y del 2,1 a nivel nacional.

DIFICULTAD PARA AFRONTAR EL PAGO DE MEDICAMENTOS

A través de las entrevistas realizadas y el trabajo de técnicos participantes en el estudio, se destaca, por otra parte, la existencia en el caso de ciertos colectivos (personas de etnia gitana o población inmigrante) de determinadas carencias que afectan al material escolar, la ropa o la alimentación de menores.

Según ha explicado el profesor de la Facultad de Economía Aplicada y director del estudio es de destacar también la dificultad para afrontar el pago de los medicamentos en el caso de las personas mayores y enfermos crónicos de bajos recursos, debido a las medidas de copago y a la eliminación de ciertos medicamentos del listado de productos subvencionados.

De hecho, los técnicos señalan que en determinados casos, "hay personas enfermas que dejan de comprar la medicación porque no pueden hacer frente a este gasto al de alimentación".

En cuanto a los perfiles de riesgo relacionados con los aspectos laborales, Antonio Losa ha hecho hincapié en que la crisis ha incidido especialmente en los jóvenes con un nivel formativo bajo y los trabajadores mayores de 45 años con trayectorias inestables; intensificando la precariedad e invisibilidad de los trabajadores inmigrantes del sector agrícola y en hogares monoparentales compuestos por una madre migrante con hijos.

Al respecto, ha señalado que "no disponer de formación bloquea el acceso al empleo o asegura un acceso temporal y precario", incidiendo en que la formación es "imprescindible" para evitar las situaciones de vulnerabilidad socio-laboral.

En este sentido, ha indicado que el 26,33 por ciento de las personas en situación de riesgo de exclusión en el municipio de Murcia no tiene estudios primarios y un 41,51 por ciento tiene estudios secundarios de primera etapa con o sin título.