Los ecologistas abogan por el desarrollo de centrales foltovoltaicas y demandan que se regule el sector ambiental

Actualizado 26/06/2007 13:53:28 CET

Reclaman un Plan Regional que "determine zonas óptimas destinadas al aprovechamiento energético, quedando excluido el resto de territorio"

MURCIA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La organización Ecologistas en Acción respaldó hoy, a través de un comunicado, el desarrollo de centrales solares fotovoltaicas en la Región de Murcia como solución para "reducir el impacto ambiental del consumo eléctrico", aunque demandaron también "una regulación del sector que armonice su desarrollo con la conservación del medio".

Según esta organización, "el consumo eléctrico depende mayoritariamente del uso de recursos no renovables, especialmente combustibles fósiles, y en un contexto de continuo crecimiento de la demanda de electricidad".

De hecho, Ecologistas en Acción recordó que en el periodo 1996-2004 el consumo eléctrico en Murcia "se ha duplicado", al tiempo que puso de manifiesto que la Región, hace tres años, "contaba con una potencia fotovoltaica instalada de 1,03 megawatios, mientras que las previsiones realizadas en la Planificación Energética Regional fijan como objetivo una potencia instalada de 8,3 megawatios para 2012, cifra que se eleva en la Planificación Energética Estatal hasta los 20 Mw (para 2010)".

No obstante, advirtió que "todas estas previsiones se quedan cortas ante la avalancha de proyectos surgidos en los últimos años", ya que, subrayó, "las peticiones para centrales fotovoltaicas superaban los 500 megawatios de potencia".

Por ello, consideraron que "las estrategias de ahorro y eficiencia, junto con la producción de electricidad de origen renovable, son fundamentales para reducir el impacto ambiental derivado de la producción y consumo de energía eléctrica".

MEDIDAS QUE EXIGEN

Igualmente, y ante el "incremento exponencial" en el número de centrales fotovoltaicas, Ecologistas en Acción demandó "medidas de regulación", al tiempo que reclamó un Plan Regional que "determine, en virtud de criterios de disponibilidad del recurso y de impacto ambiental, las zonas óptimas potencialmente destinadas al aprovechamiento energético, quedando el resto de territorio excluido".

Y es que, a juicio de Ecologistas, "se deben excluir para la instalación de centrales fotovoltaicas los Espacios Naturales Protegidos, tanto aquellos con figuras internacionales como nacionales y regionales (Red Natura 2000, Sitios Ramsar, Reserva de la Biosfera, ZEPA y LIC) así como Montes Catalogados de Utilidad Publica".

Además, los ecologistas reclamaron "que se excluyan las áreas críticas de las especies en peligro de extinción o amenazadas, así como aquellas que alberguen valores naturales de interés que pudieran verse afectados de manera negativa".

En relación con la fauna, especialmente aves, pidieron "el soterramiento de las líneas de evacuación de energía y medidas de protección frente a posibles accidentes por electrocución, como la colocación de salvapájaros en tendidos eléctricos que atraviesen espacios protegidos o zonas con presencia de especies protegidas".

El establecimiento de pasillos de seguridad y distancias a zonas residenciales en el trazado de líneas eléctricas; la protección del dominio público hidráulico de vías pecuarias y del patrimonio histórico, cultural y arqueológico; la integración paisajística de los proyectos; y la adopción de medidas que permitan prevenir la contaminación lumínica y sus efectos son otras de las medidas que Ecologistas en Acción exige "para armonizar el necesario desarrollo de la energía fotovoltaica y la conservación del medio natural".

Por último, esta organización consideró un "error" que la Ley regional de Energías Renovables "otorgue las competencias en materia de evaluación de impacto ambiental de los proyectos de aprovechamiento energético a Industria en lugar de Medio Ambiente, como hasta ahora". "La decisión puede derivar en una reducción de las exigencias medioambientales para este tipo de proyectos", concluyó.