Las empresas murcianas están bien preparadas para salir airosas de la crisis por su actitud innovadora, según un estudio

Actualizado 25/11/2009 15:32:47 CET

Destaca la actitud proactiva por abrir nuevos mercados en Europa y en Iberoamérica y países del este o emergentes, como China e India

MURCIA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las empresas de la Región de Murcia "están bien preparadas para salir airosas de la crisis" gracias a su actitud innovadora; actividad que, en esta época de recesión económica, se ha "reducido", aunque sigue habiendo una presencia importante de cara al futuro. De igual modo, el empresario murciano "tiene buena tecnología, imagen, y apuesta por la calidad".

Así se desprende de los resultados obtenidos del 'Barómetro económico de la pyme 2009' --realizados con una muestra compuesta por 900 empresas, excluyendo las de menos de cinco trabajadores-- que presentó hoy, en rueda de prensa, el consejero de Universidades, Empresa e Investigación, Salvador Marín; y el responsable del estudio y catedrático de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), Domingo García Pérez, y que arrojan el dato de que más del 70,7 por ciento de las empresas murcianas realizan algún tipo de acción innovadora.

En dicho estudio, que tiene una periodicidad anual y ofrece información de la estructura económica de las pymes en la Región de Murcia, se pone de manifiesto que un 78,6 por ciento de las empresas tienen una antigüedad superior a 10 años, mientras que el control de éstas es mayoritariamente de tipo familiar, con el 70,5 por ciento de los casos.

Asimismo, el 35,9 por ciento están dirigidas por gerentes con estudios universitarios, siento la titulación más usual la de Economía y Empresas (45 por ciento) e Ingeniería (25 por ciento); mientras que destaca la "escasa" presencia de estos departamentos propios de I+D+i en el seno de las organizaciones, teniendo departamento para ello el 13,8 por ciento de las empresas.

INTERNACIONALIZACIÓN, INNOVACIÓN Y OTROS FACTORES.

En cuanto a la internacionalización se refiere, cerca de un tercio de las empresas encuestadas exportan, con una experiencia media en los mercados internacionales de 12 años.

En concreto, García Pérez precisó que "hay una actitud muy proactiva por abrir nuevos mercados internacionales, fundamentalmente es a nivel de Europa (países como Inglaterra, Francia o Alemania), pero también hay una actitud muy favorable hacia el mercado iberoamericano y países del este o emergentes, como China e India".

En el contexto de la pyme, alrededor del 10 por ciento de la facturación total de las empresas acude a los mercados internacionales, ya que, según el director del estudio, "las empresas están intentando abrir nuevos caminos para solventar el problema de la caída de la facturación".

En el apartado de la tecnología e innovación, se concluye que el 20 por ciento de las empresas disponen de una tecnología "fuerte", un 24 por ciento tienen "buena" tecnología, y un 44 por ciento una tecnología "sostenible", similar a la que pueda estar utilizando las empresas de su sector.

En concreto, el número de áreas en las que innovan las empresas murcianas pese a la crisis son siete. Así, el 70,7 por ciento de las empresas encuestadas ha realizado al menos una acción innovadora en productos, procesos o sistemas de gestión; más de la mitad tienen planificadas acciones innovadoras a corto plazo; y el 80,5 por ciento tiene implantada la cultura de la innovación en el seno de sus organizaciones.

En actividad innovadora, de cara a los próximos años este estudio pone de manifiesto que la empresa murciana tiene una "buena" disposición para innovar. Según las acciones concretas, el 63,8 por ciento de las empresas tiene previsto realizar mejoras de sus procesos productivos; el 63,6 por ciento introducir mejoras de gestión de la empresa; el 48,1 por ciento adquirir nuevos bienes de equipos; el 47,1 por ciento mejorar o ampliar las TIC; y el 41,4 por ciento fabricar o comercializar nuevos productos.

En relación al grado de innovación futuro, se confirma que la empresa murciana apuesta, de forma decidida, por la innovación a pesar de la situación de crisis económica y financiera nacional e internacional. De hecho, el 56,9 por ciento de las empresas realizará algún tipo de innovación en el corto plazo, referido a productos, procesos o sistemas de gestión.

En lo que respecta a la posición de rendimiento y posición financiera, el director del estudio resaltó que las empresas "se ven fuertes en la calidad de sus productos y en la imagen de su empresa, que es donde más se valoran, mientras que donde se dan una peor valoración, debido a la crisis, son en los indicadores de rentabilidad y crecimiento".

DESAJUSTE QUE PROVOCA PROBLEMAS DE LIQUIDEZ.

En dicho Barómetro, se concreta que el periodo medio de pago de las empresas murcianas es de 72,5 días, mientras que el periodo de cobro asciende a 90 días; un desajuste que provoca problemas de liquidez y necesidad de financiación para el circulante.

De igual modo, destaca que el 90 por ciento de los beneficios de las empresas están destinados a las reservas, es decir, que el dinero que ha ganado se deja dentro; mientras que el 10 por ciento restante lo destinan vía dividendo, ya que así se "capitalizan".

Finalmente, una de las conclusiones que se extrae de este estudio es que las pymes de la Región "siguen manteniendo una actitud innovadora debido a las políticas públicas que se están adaptando en Murcia, de apoyo hacia la internacionalización e innovación y que el propio empresario entiende que no puede quitarse cuota de mercado, ya que entonces la estarán tomando otras empresas en otras comunidades o países".

Siendo la internacionalización y la innovación los dos factores en donde se pone de manifiesto que las empresas más rentables los aplican.

IMPORTANCIA DEL ESTUDIO.

Por su parte, Marín explicó que "esta cultura innovadora es crucial para el desarrollo del sistema productivo de la Comunidad", tras lo que añadió que "desde el Gobierno regional contribuimos a potenciarla con acciones como el Plan Industrial o el Programa de ayudas pyme+i o el 'cheque innovación", entre otras, y animamos a las pymes a trabajar con las universidades y centros tecnológicos para mejorar su competitividad e internacionalizarse".

Así, destacó la importancia de este tipo de estudios como elemento clave de los sectores productivos, "tanto para que las empresas cuenten con información para poder planificar su actividad y lograr ventajas competitivas, como para que la Administración y los distintos agentes podamos realizar políticas apropiadas para seguir en la senda del progreso y el mantenimiento del empleo de calidad".

En su opinión, "estamos mejorando en innovación e internacionalización, así como avanzando en elementos claves para aumentar la competitividad, como son la gestión profesional de las pymes, que cuenten con planes de viabilidad y estrategias, así como en la colaboración entre empresa, universidades y centros tecnológicos y de investigación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies