Expertos proponen tratamiento con acupuntura para que el fumador desarrolle indiferencia hacia el tabaco y lo abandone

El doctor Beltrán Carrillo
DOCTOR BELTRÁN CARRILLO
Publicado 24/02/2018 10:59:42CET

MURCIA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El doctor Beltrán Carrillo ha destacado los resultados exitosos que obtiene desde hace "muchos años" aplicando su tratamiento de deshabituación tabáquica mediante una terapia médica basada en desarrollar la indiferencia hacia el tabaco con sesiones sucesivas de acupuntura individualizadas.

Se trata de sesiones realizadas a demanda de la respuesta obtenida por el paciente en el menor tiempo posible, según el doctor Beltrán Carrillo, quien ha señalado que su terapia deriva de un tratamiento de deshabituación de heroína que se realiza con acupuntura en la Universidad de Toronto (Canada).

En este sentido, destaca que los fumadores motivados obtienen el resultado deseado de indiferencia hacia el tabaco "en relativamente poco tiempo y pocas sesiones", quedando el tratamiento concluido en la mayoría de los casos "entre 1, 2 o 3 sesiones".

DAÑOS DEL TABACO EN EL ORGANISMO

En este sentido, el doctor Beltrán Carrillo ha advertido que la adicción al tabaco, como la dependencia a cualquier otra droga, tiene una serie de daños a nivel del organismo que determinan enfermedades muy negativas y conocidas para la salud, y una serie de alteraciones a múltiples niveles del sistema nervioso central, que van a condicionar
el comportamiento hacia el tabaco.

Por ejemplo, las personas dependientes del tabaco desarrollan un uso compulsivo a pesar de sus efectos negativos conocidos, así como profundas alteraciones en los procesos cognitivos, afectivos y de comportamiento, similares a muchas enfermedades neuropsquiatricas. Asimismo, implica la aparición de síntomas de abstinencia cuando se suspende la toma de nicotina que limitarán seriamente las opciones de dejar la dependencia, tal y como señala el doctor.

Belrtán Carrillo señala que los cambios inducidos por el tabaco a nivel del cerebro se pueden localizar de manera didáctica a dos niveles principales, que están estrechamente relacionados entre si. Por un lado, en estructuras cerebrales ubicadas a nivel del sistema mesolímbicocortical y sus proyecciones hacia otras estructuras y, por otro lado, la conectividad funcional entre distintas redes del cerebro.

A nivel de las distintas estructuras afectadas por la nicotina, explica que esta sustancia amplifica la señales de recompensa principalmente en distintas regiones del sistema mesolimbicocortical, principalmente el área 'ventral tegmental' y en el núcleo 'accumbeo', "sin olvidar otras áreas como la amígdala, el hipotálamo, la hipófisis".

"El efecto principal es su unión con receptores específicos y la consiguiente liberación de distintos neurotransmisores que son las que inducen el efecto placentero en exposiciones agudas y las que calman al síndrome de abstinencia", tal y como manifiesta este profesional médico.

A este respecto, precisa que las diferentes adaptaciones que ocurren a nivel de las neuronas de estas zonas del cerebro tras la exposición crónica y repetida a la nicotina son responsables del desarrollo de la "tolerancia y la aparición del síndrome de abstinencia al suspender su consumo".

Así pues, cuando desaparece la nicotina, estas áreas sensibles al estímulo de la nicotina "entrarán en un estado de hipoactividad, con alteración en la producción de los distintos neurotransmisores y en la mayoría de los adictos no van a ser capaces de restablecer el normal funcionamiento de estas estructuras de forma espontánea, complicando las posibilidades de dejar de fumar tabaco sin ayuda", tal y como indica el doctor.

Por otro lado, la nicotina del tabaco va a afectar a las estructuras cerebrales y su capacidad de producir adecuadamente neurotransimisores. Asimismo, afecta a la conectividad funcional entre estructural superiores del cerebro que condicionan alteraciones del comportamiento, afectividad y cognición durante el consumo y que son causantes del síndrome de abstinencia que impide al adicto al tabaco a dejar de fumar.

EL EFECTO DE LA ACUPUNTURA PARA DEPENDENCIAS

En este sentido, Beltrán Carrillo recuerda que, desde 1996, la Organización Mundial de la Salud acepta a la acupuntura para el tratamiento de dependencias a distintas drogas. De hecho, destaca que la acupuntura se viene utilizando desde los años 70 para el tratamiento de deshabituación de distintas drogas.

Asimismo, desde principios de los años 70 se viene estudiando el efecto de la acupuntura sobre el sistema nervioso. Y es que la relación entre la acupuntura y distintos neurotransmisores y áreas cerebrales "justifica su mecanismo de acción general y especifico en dependencias".

"Se acepta que la terapia con acupuntura contribuye al equilibrio bioquímico del sistema nervioso alterado por el consumo prolongado de nicotina y de otras drogas", según Beltrán Carrillo, quien señala que todos los estudios que miden las respuesta neurobioquimicas de la acupuntura "avalan que la acupuntura activa directamente vías y áreas cerebrales para contribuir al equilibrio bioquímico del cerebro a través de modular distintos neurotransmisores de distintas áreas cerebrales".

A este respecto, subraya que distintos estudios avalan el efecto de la acupuntura sobre distintas áreas cerebrales (hipotalamo, núcleo accumbeo, amigdala, área central tegmental del mesencéfalo) y vías de comunicación, así como distintos sistemas de neurotransmisores (opioides endogenos, serotonina, GABA, catecolaminas, dopamina).

Asimismo, explica que la acupuntura juega un papel importante reduciendo los efectos de refuerzo negativos de la nicotina vía la modulación de la activación postsinaptica en distintas regiones del sistema dopaminérgico mesolimbico.

Beltrán Carrillo señala que la acupuntura "corrige las alteraciones adquiridas por la exposición crónica a la nicotina y las alteraciones durante el síndrome de abstinencia, contribuyendo al correcto y equilibrado funcionamiento del cerebro regulando los distintos neurotransmisores afectados".

De la misma forma, destaca que la información que aportan los estudios de neuroimagen avalan que el efecto de la acupuntura sobre el sistema nervioso es "extenso y complejo" y que la relación entre un punto de acupuntura y una región cerebral "no se basa en una correspondencia uno a uno".

Aunque los estudios de neuroimagen en acupuntura son muy heterogénos, según la revisión de Huang (Huang, 2012) se sabe que "la acupuntura real mas que la acupuntura placebo modula la conectividad del estado de reposo en distintas redes, y que las personas que tienen las redes afectadas por distintas razones, van a responder de forma más eficaz y potente que las personas sanas".

Distintos ensayos realizados tanto en animales como en personas "demuestran la eficacia de la acupuntura en la dependencia a la nicotina", según Beltrán Carrillo, quien señala que el estudio en ratas adictas a nicotina demuestra cómo la acupuntura utilizando un punto atenúa la actividad locomotora inducida por la nicotina".

Los mismos autores "observan el efecto de la acupuntura sobre la ansiedad del síndrome de abstinencia del tabaco", y en fumadores "se ve cómo la acupuntura alivia los síntomas del síndrome de abstinencia así como la atención selectiva hacia señales relacionadas con el tabaco", subraya.

En el estudio en fumadores utilizando resonancia magnética funcional para valorar la respuesta de la acupuntura "se observa que los efectos beneficiosos de esta terapia está relacionado con la regulación de la actividad de las regiones relacionadas con la atención, motivación y recompensa en las fases iniciales del síndrome de abstinencia", concluye Beltrán Carrillo, quien remarca que la acupuntura "no sólo alivia los síntomas del síndrome de abstinencia, sino que además debilita la respuesta del sistema nervioso autónomo durante este periodo".