Expertos de Quirónsalud aconsejan revisar la salud de los niños ante la vuelta al colegio

Publicado 31/08/2016 10:29:50CET

MURCIA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Expertos de Quirónsalud aconsejan revisar la salud de los niños ante la vuelta al colegio, ya que el regreso implica la vuelta a la rutina y al orden del día a día, pero también puede suponer una amenaza para la salud de los niños.

Para evitar problemas de espalda, de vista o enfermedades asociadas a las aulas, aconsejan revisar el estado de salud de los niños antes de que comience el curso y pueda agravarse algún problema.

En septiembre comienza el curso escolar y los padres suelen hacer una visita obligada a los especialistas antes de que comience el año académico para ver el estado de salud de sus hijos y si necesitan algo.

El doctor Manuel Baca, jefe de Pediatría de los hospitales Quirónsalud de Murcia y de Torrevieja, destaca la importancia de efectuar un chequeo rápido para evitar que algún problema le afecte en el seguimiento del año escolar en su etapa en el colegio o en la guardería.

A su juicio, algunos puntos claves que se deben revisar son, respecto a los ojos, detectar si el niño tiene un déficit de visión que le pueda alterar su rendimiento en el colegio y, por tanto, necesite gafas para corregirlo.

Lo habitual es hacer estas revisiones a los cinco años, aunque si en casa los padres padecen algún problema de visión deben adelantar la visita al especialista. Las patologías más frecuentes suelen ser la miopía y el astigmatismo.

En cuestión de alimentación, señala que es un tema clave para los padres, sobre todo cuando los niños se quedan en el comedor. Generalmente, los complejos polivitamínicos sobran; lo importante es llevar una dieta equilibrada y seguir la mediterránea.

En cuanto a los menús de los colegios, suelen estar confeccionados por nutricionistas, por lo que acostumbran a ser equilibrados y adecuados para cada edad.

En general se abusa de los lácteos y es mejor apostar más por bocadillos con aceite de oliva. Según el doctor Baca, "el desayuno es una comida primordial del día; no dejemos ir a nuestros niños al colegio sin haber desayunado lo suficiente, porque les limitará durante todo el día su trabajo y afectará a sus relaciones personales".

Igualmente, durante las vacaciones los niños no tienen horarios y, de repente, madrugar les desestabiliza el sueño y los ritmos, por lo que recomienda adaptar los horarios de reposo desde una semana antes.

El doctor Baca explica que "no se debe olvidar la función primordial del descanso, por lo que hagamos que se cumpla un número mínimo de horas de sueño y adaptándolo según las edades diferentes de los niños. Intentemos que el mínimo diario de horas de sueño no baje de ocho".

Del mismo modo, en algunos casos el cambio de colegio o de clase causa estrés infantil, por lo que los expertos aconsejan que los niños visiten el colegio unos días antes para conocer los espacios, que vean a los padres hablar con los profesores o que les tranquilicen en casa.

Otro problema para los niños puede ser el pie plano o el dolor en el talón. El pie cavo no existe en la edad infantil y es una patología de mayores. Si el niño tiene más de cuatro años se aconseja una visita al especialista en ortopedia infantil con el fin de utilizar, si es preciso, una plantilla que le ayude, "pero si es menor, lo que se aconseja es esperar un poco", matiza el pediatra.

Los problemas de espalda se convierten en uno de los principales motivos de consulta al pediatra y en una de las grandes preocupaciones de los padres por sus efectos en el desarrollo del niño.

El problema se deriva del peso de las mochilas con excesivo material escolar. Lo recomendable es que se cargue como mucho el 10% de su peso, por lo que un niño que pese unos 30 kilos no debe llevar en la mochila más de tres kilos y esa cantidad se suele superar.

Una mochila adecuada requiere correas y un respaldo ancho y acolchado, según el doctor Baca. "No deben ser nunca muy bajas; siempre, al menos, cinco centímetros por encima de su cintura y nunca se han de llevar en un solo hombro", puntualiza.

A la hora de organizar las mochilas de los niños, se debe hacer de forma que los libros más pesados estén cerca de la espalda, así como optar por llevar mochilas con ruedas en muchos casos y hacer un esfuerzo por mantener la columna recta y no curvada, especialmente en el caso de las mochilas con ruedas.

En caso de tener que llevar mucho peso, se ha de llevar parte del peso en las manos y evitar las cargas inútiles, utilizar las dos manos para coger la mochila y controlar el tiempo, de forma que un menor transporte la mochila con mucho peso durante menos de 15 minutos. Es fundamental la supervisión de los padres y de los profesores.

Los pediatras recomiendan para los problemas de espalda practicar deportes como la natación o el baloncesto; esto es, todo lo que suponga mover los miembros superiores. Cuando aparecen dolencias, el tratamiento pasa por poner un corsé. Por todo esto, es importante que los menores mantengan una buena higiene postural a la hora de sentarse o caminar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies