Facua localiza en Murcia 4 modelos de juguetes peligrosos que implican riesgos de asfixia y lesiones gastrointestinales

Actualizado 18/09/2008 18:15:21 CET

MURCIA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios, Facua Consumur, detectó en Murcia cuatro modelos de juguetes a la venta que multiplican su tamaño al contacto con el agua, lo que implica riesgo de asfixia o lesiones gastrointestinales si un niño ingiere un pedazo, según informaron fuentes de la propia asociación en un comunicado de prensa.

Se trata de figuras, que se presentan en el interior de contenedores como huevos o peceras, cuyas dimensiones aumentan hasta un 600 por ciento al permanecer entre 24 y 72 horas inmersas en líquido.

Los niños pueden morderlos o torcerlos, arrancando fácilmente pedazos de estos juguetes, que si son ingeridos aumentarán de tamaño al entrar en contacto con la saliva o los jugos gástricos, pudiendo causar asfixia y lesiones gastrointestinales.

Se trata de huevos que contienen la figura de un pollo, un dinosaurio y un futbolista y que, tras permanecer 72 horas en agua, aumenta su tamaño considerablemente.

Con similares características, en España fueron localizados 14 de estos juguetes. Tres de estos modelos presentados como 'Crocodile Egg', 'Duck Egg' y 'Dinosaur Egg' (huevos que contienen las figuras de un cocodrilo, un pollo y varias especies de dinosaurios) y en cuyo etiquetado no aparece el nombre del importador.

Los otros 11 juguetes fueron comercializados en España por la empresa británica Puckator a través de su tienda minorista online Cuco Regalos y de su mayorista Puckator.

Facua Consumur denunció la venta de estos cuatro modelos en Murcia ante las autoridades de Consumo de la Región de Murcia, solicitando que se establezcan las medidas oportunas para que cesen las ventas de estos juguetes peligrosos en la región así como que intensifiquen el número de inspectores de consumo.

La Asociación advirtió que estos juguetes, fabricados en China, entran en la Unión Europea aprovechando las importantes carencias inspectoras existentes en las aduanas, lo que hace necesario reforzar las inspecciones tanto a nivel aduanero como en el comercio.

En este sentido, junto al aumento en el cuerpo de funcionarios inspectores de Consumo que requieren las comunidades autónomas, Facua Consumur consideró fundamental que el Ministerio de Economía y Hacienda aumente los medios técnicos y humanos con los que cuenta el Servicio de Vigilancia Aduanera, dependiente de la Agencia Tributaria.

Por otro lado, la Asociación recomienda a los consumidores que hayan adquirido alguno de estos juguetes, u otros que, por sus características, atenten contra la salud y la seguridad de los más pequeños, que denuncien la situación.

El consumidor afectado podrá recibir información acudiendo a la asociación, en horario de 10.00 horas a 14.00 horas, de lunes a viernes, así como a través de su Oficina Virtual, a disposición del consumidor y usuario las 24 horas del día. También podrá solicitar información llamando al teléfono de Información al Consumidor y Usuario: 968 967788.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies