La Federación de Asociaciones Murcianas de discapacitados aumenta el número de plazas para el campamento de verano

Actualizado 22/05/2007 21:01:12 CET

MURCIA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones Murcianas de Personas con Discapacidad Física u Orgánica (Famdif) aumenta el número de plazas para el campamento de verano 2007. Así, el campamento tendrá lugar del 21 al 31 del próximo mes de julio, en la residencia de Asprodes, en Calabardina, Águilas, un lugar que reúne los requisitos mínimos de accesibilidad necesarios para las personas con discapacidad física.

En este sentido, debido a la colaboración Instituto de Juventud este año se pudo ampliar el número de plazas a 18 para personas con discapacidad física y a 20 plazas para voluntariado, según informó, en una nota, Famdif.

En este sentido, según la presidenta de Famdif, Carmen Gil, "nos tenemos que desplazar hasta estos lugares que reúnen estas características ya que no todos los centros están adaptados para los grupos de personas con discapacidad". Debido a la colaboración del Instituto de Juventud este año se amplió el número de plazas de las cuales 20 serán para jóvenes voluntarios.

De este modo, durante diez días, 38 jóvenes convivirán en el campamento donde realizarán una serie de actividades en un lugar diferente a su residencia habitual y fuera de su entorno familiar. Gil afirmó que "se trata de una experiencia enriquecedora para los participantes discapacitados físicos, ya que, al encontrarse fuera de la protección familiar provoca en los jóvenes una necesidad real de preocuparse por los problemas que surgen en la convivencia con sus iguales y en su autonomía personal".

Desde la Federación se consideró que "para conseguir la adecuada integración de los jóvenes con problemas de movilidad es fundamental que sus espacios de ocio se orienten hacia actividades normalizadas dentro de la acción de Igualdad de Oportunidades propiciando una alternativa social dentro del Ocio y Tiempo Libre".

En este marco, "el campamento pretende dotarse de un carácter integrador y normalizador donde los participantes con discapacidad física se relacionen y convivan con otros jóvenes voluntarios sin discapacidad, que en su mayoría lo conforman estudiantes" indicó.

En este contexto el tiempo libre, según la Federación, "se concibe como un ámbito más de formación y a través del cual, se potencia la libertad para expresar y compartir, la capacidad de relación, la atención, vivencia de nuevas experiencias, mayor autonomía y nuevos conocimientos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies