Fiscal pide 8 años de cárcel para un individuo por propinar a otro tres puñaladas que podrían haber sido mortales

Actualizado 17/12/2013 20:59:12 CET

MURCIA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal pide una pena de ocho años de prisión y más de 7.000 euros de indemnización para un individuo identificado como S.H.D. por propinar a otro hombre, al menos, tres puñaladas dirigidas a la zona del abdomen y del tórax que podrían haber sido mortales si la víctima no hubiera recibido asistencia sanitaria.

Así se desprende de las calificaciones provisionales del Fiscal a las que ha tenido acceso Europa Press. El juicio ha sido fijado para el próximo miércoles, 11 de septiembre, y tendrá lugar en la sección número 5 de la Audiencia Provincial.

Los hechos se produjeron sobre las 23.30 horas del 28 de agosto de 2012, en la plaza de la Merced de Cartagena, cuando el acusado, de nacionalidad palestina, en situación irregular en España y sin antecedentes penales, atacó a la víctima, con la que había mantenido una discusión previa ese mismo día.

El acusado, que se encuentra por estos hechos en prisión provisional desde el 31 de agosto de 2012, sacó entonces de forma "sopresiva" un cuchillo de características desconocidas con el que apuñaló a la víctima "con ánimo de acabar con su vida".

Al menos, el acusado propinó tres puñaladas a la víctima, todas ellas dirigidas a la zona del abdomen y tórax, que le provocaron lesiones consistentes en traumatismos penetrantes. También recibió una herida en el mentón de un centímetro, y otro corte en la base del primer dedo de la mano derecha.

Por haber afectado a una zona vital cardiaca, el Fiscal advierte que las lesiones podrían haber sido mortales "de no haber recibido asistencia médica". De hecho, requirió intubación, ventilación mecánica, y ocho días de hospitalización, entre otras cosas.

Para el Fiscal, estos hechos constituyen un delito de homicidio en grado de tentativa, por lo que considera que procede imponer una pena de ocho años de prisión, así como la prohibición de comunicación por cualquier medio y aproximación a la víctima y lugares frecuentados por el mismo a una distancia inferior a 500 metros y por un plazo de nueve años.

Igualmente, el Fiscal considera que el acusado debe indemnizar a la víctima en la cantidad de 2.780 euros por los días que tardó en curar sus lesiones, y de 4.312 euros por las secuelas originadas.