La Fundación Cajamurcia traerá a Murcia el arte japonés de los siglos XVIII y XIX

Imagen de la firma del acuerdo
RAFA MARTIN
Actualizado 27/06/2014 19:39:47 CET

MURCIA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Fundación Cajamurcia, Carlos Egea, y el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Antonio Bonet, han firmado un convenio de colaboración para la organización conjunta de la exposición Fantasía en escena.

La muestra 'Kunisada y la escuela Utagawa' se puede ver hasta el 10 de julio, en la sede de dicha Academia en Madrid, y se exhibirá en el Centro Cultural Las Claras Cajamurcia del 24 de octubre al 11 de enero, dentro de la Semana Grande de Cajamurcia.

Esta exposición forma parte de los actos culturales programados para conmemorar el cuatrocientos aniversario de las relaciones entre Japón y España (Año Dual España-Japón), y se realiza en colaboración con la Embajada de Japón, la Real Academia de Farmacia y la empresa Fujitsu.

Así, ofrece una aproximación a la cultura popular japonesa del periodo Edo, concretamente de los siglos XVIII y XIX, a través de 116 ukiyo-e (xilografías japonesas) procedentes de una extraordinaria colección que conserva la Real Academia de Farmacia.

Las obras seleccionadas no habían sido exhibidas antes de este proyecto expositivo y apenas son conocidas incluso entre los expertos, según han informado fuentes de la organización en un comunicado.

El ukiyo-e es un género de grabados evocadores del ambiente socio-cultural del periodo Edo. Principalmente se exhiben estampas de Kunisada (1786-1865), autor perteneciente a la escuela Utagawa y maestro de retratos de bellezas femeninas y actores de actores de teatro japonés tradicional (kabuki).

UNA FRUCTÍFERA COLABORACIÓN

Desde hace más de una década, la Fundación Cajamurcia mantiene una asidua colaboración con la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que ha quedado plasmada en la cesión de piezas para exposiciones, como Huellas, Salzillo, testigo de un siglo y Moradas de grandeza.

La ciudad conventual española, y en la recuperación de obras de arte tan relevantes como La Virgen y el Niño con los pecadores arrepentidos, de Van Dyck, que fue restaurada íntegramente en 2011 para devolverle su esplendor original.

También colaboran habitualmente en la organización conjunta de actividades culturales. Éste es el caso de las dos grandes exposiciones Westmorland. Recuerdos del Grand Tour y Floridablanca (1728-1808), la utopía reformadora, y de las muestras Ecos de Velázquez y Ecos de Van Dyck, que se pudieron ver en las salas de la Fundación Cajamurcia en Murcia.

Otra iniciativa común fue Restauramos, una muestra que se exhibió en la sede madrileña de la Academia y que reunía obras en papel, esculturas, cuadros y objetos muy variados que han experimentado diferentes intervenciones durante los últimos años.