Garamendi apuesta por que agua e infraestructuras sean asuntos de Estado en los que prevalezca "la solidaridad"

Imagen de los responsables de la patronal asistentes a la Asamblea de CROEM
EUROPA PRESS
Publicado 30/06/2017 16:06:58CET

Albarracín reconoce que el tejido empresarial tiene que mostrar su "hartazgo" ante la "tomadura de pelo" por el retraso en infraestructuras

MURCIA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) y vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha apostado por que asuntos como el agua o las infraestructuras sean cuestiones de Estado en las que prevalezca "la solidaridad", y ha asegurado que las organizaciones a las que representa "siempre" estarán "al lado de las reivindicaciones" en estas áreas.

Garamendi ha hecho estas declaraciones en la XXXIX Asamblea General de CROEM que ha tenido lugar este viernes y en la que la patronal ha analizado, entre otros asuntos, la situación en la que se encuentra la Región, la repercusión de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 en la Comunidad o lo que sucede con las inversiones productivas, que son las que más interesan al tejido empresarial.

Además la Asamblea ha abordado la situación hídrica en la que se encuentra la Región y que, según Albarracín, requiere "la solidaridad de toda España y del Gobierno central a través del Ejecutivo autonómico".

A este respecto, el presidente de CROEM ha anunciado que la patronal murciana tiene previsto proponer en la Asamblea que el Pacto Regional del Agua se alcance en tiempo "récord" y que se sumen las comunidades autónomas vecinas, especialmente las provincias de Alicante y Almería. El objetivo, ha añadido, es que ese pacto sea elevado al Gobierno central lo antes posible y que el Pacto Nacional del Agua sea una realidad "con la máxima urgencia".

Al ser preguntado por la posibilidad de que se alcance un acuerdo real a nivel nacional que incluya las trasferencias de agua, Garamendi ha avanzado que precisamente tiene previsto defender en el transcurso de la Asamblea de CROEM la palabra "España", que, a su juicio, "está en desuso".

"A veces no entendemos que España no es sólo el centro y los más ricos, sino todo el país", ha lamentado el presidente de CEPYME, quien considera que la Región de Murcia se encuentra en una situación similar a la de otras zonas de la periferia.

En ese sentido, ha reivindicado que hay asuntos que son de carácter "nacional e, incluso, Europeo". Ha citado, como ejemplo, el tema del agua que "debería ser de todos, sobre todo cuando algunos la quieren para no utilizarla bien o para que, en algunos casos, se desborde".

A este respecto, ha señalado que la patronal defiende "esa España diversa pero inclusiva" y ha asegurado que estará siempre "al lado de estas reivindicaciones, porque pensamos que son lógicas". Tanto CEPYME como CEOE, ha añadido, "siempre estaremos al frente de la manifestación de esa España que es diversa pero inclusiva, que es de todos y en la que tiene que haber una solidaridad real y potente para todos".

CRÍTICAS DEL CES

A propósito de las Críticas del Consejo Económico y Social (CES) de la Región sobre al culminación de infraestructuras estratégicas en la Comunidad, Albarracín ha reconocido que ha llegado un punto en el que el tejido productivo "tiene que mostrar su hartazgo" ante esta "tomadura de pelo".

En concreto, ha justificado este "hartazgo", por ejemplo, porque el aeropuerto de Corvera "lleva terminado cinco años y sigue cerrado", mientras que el AVE ha llegado a cuatro de las cinco comunidades que firmaron el convenio de 2006 que proyectaba su ejecución, a excepción de la Región.

En base a los estudios "rigurosos" que CROEM hace de los PGE, Albaracín prevé que el AVE a Murcia no estará en funcionamiento hasta el primer trimestre de 2018.

El presidente de la patronal murciana ha reconocido que no está de acuerdo "al cien por cien" con el informe del CES, pero ha admitido que es un documento "contundente y duro".

Respecto a las críticas de este informe a la baja productividad de la economía regional, Albarracín considera que se trata de una valoración que se refiere "al pasado". No obstante, se ha mostrado partidario a ligar esa productividad a los salarios y a los incentivos con el fin de ser más competitivos.

SITUACIÓN ECONÓMICA

Al ser preguntado por la situación económica del país, Garamendi ha remarcado que los datos a nivel nacional son "buenos" y hacen prever que el PIB crecerá este año por encima del 3 por ciento, lo que es "importante" en lo que respecta para la recuperación laboral, con unas expectativas de creación de medio millón de empleos.

En este sentido, ha remarcado que el 90 por ciento de los empleos son creados por las empresas privadas y, por ello, ha subrayado la importancia de contar con la opinión de la patronal a la hora de plantear medidas destinadas a que las empresas vayan mejor.

Asimismo, ha añadido que el año 2017 va a ser importante en lo que respecta al sector turístico, con la llegada prevista de 85 millones de viajeros, algo "extraordinario", y ha avanzado que el sector de la construcción se está recuperando, no tanto debido a la inversión, que fue el aspecto en el que más recortaron las administraciones, sino gracias a las obras de carácter residencial.

Con todo, a pesar de que "se han hechos cosas bien y reformas importantes", Garamendi no da por finalizada la crisis y recomienda no "dormirse en los laureles". En este sentido, insta a no bajar la guardia y ha animado a seguir trabajando "para no volver a caer en lo mismo".

Ha remarcado que la economía se ve favorecida por el precio del petróleo, pero ha advertido que los tipos de interés representan una "verdadera espada de Damocles" ya que pueden provocar problemas si se desbocan. Frente a ello, ha propuesto la necesidad de apostar por el equilibrio presupuestario.

REPERCUSIÓN DEL CRECIMIENTO EN LOS SALARIOS

Al ser preguntado por si el crecimiento económico se traducirá en un aumento de los salarios, Garamendi ha desmentido que los trabajadores hayan perdido capacidad de compra, porque los salarios han aumentado en torno al 1 por ciento pero en un escenario de "inflación negativa".

En este sentido, ha recordado que la patronal propuso hace dos meses a los sindicatos una subida del 2,5 por ciento en los salarios, lo que considera una oferta "seria y responsable", sobre todo, teniendo en cuenta que la inflación "va a acabar en torno al 1,5 o 1,7 por ciento".

Por ello, cree que "algunos tendrán que explicar cuando acabe el año por qué no firmaron algo que estaba por encima de lo que al final consiguieron", en referencia a los sindicatos.

Para concluir, Albarracín ha hecho un balance de las cuentas de CROEM, que han sido presentadas en la Asamblea General y que ha valorado positivamente. En concreto, ha remarcado que la patronal murciana ha logrado estabilizar su situación económica y ha logrado multiplicar las empresas y asociaciones adheridas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies