García dice que la aprobación del Plan de reequilibrio "es reconocimiento al esfuerzo de un Gobierno responsable"

Actualizado 28/04/2011 20:16:39 CET

MURCIA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Economía y Hacienda, Inmaculada García, ha destacado, tras asistir este miércoles a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que la aprobación del Plan Económico Financiero de Reequilibrio de la Región 2011-2013 "supone un reconocimiento al esfuerzo de un Gobierno responsable".

A su juicio, el Ejecutivo regional "es consciente de que tiene que tomar medidas duras pero necesarias para la Comunidad ante la injusticia del Sistema de Financiación Autónomica que después de un año de su entrada en vigor es incumplido sistemáticamente por el Ministerio", según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Así, ha añadido que la aprobación del plan supondrá que la Región podrá acudir a los mercados de capital para emitir el segundo y tercer tramo de la deuda pendiente del ejercicio 2010, que asciende a 500 millones de euros, y el primer tramo del ejercicio 2011, que suponen 200 millones, una vez que dichas emisiones sean autorizadas por el Consejo de Ministros.

De esta manera, ha anunciado que la Comunidad podrá obtener la financiación necesaria para poder cumplir con sus compromisos, y aseguró "que dicha financiación no tiene nada que ver con el dinero que se nos debe, no solo por la actualización de la población en el sistema de financiación autónomica y por la Lealtad Institucional, sino también por los fondos de convergencia, que estaban recogidos en el sistema y que este año han desparecido".

"Estos fondos ya fueron recurridos por la Comunidad ante el Tribunal Constitucional, que recientemente admitió dicho recurso a trámite", ha recordado la consejera.

Además, ha denunciado que "el escalonamiento de las autorizaciones de endeudamiento, cuyo objetivo era no saturar los mercados de capital, se ha convertido en una medida de penalización de las comunidades, que carece de soporte jurídico".

En este sentido, la consejera destacó "la responsabilidad que tiene el Estado en la difícil situación que están padeciendo las pymes regionales por la no autorización del endeudamiento con el que contamos para elaborar los presupuestos regionales del pasado ejercicio", y manifestó "la presión extra que supone para las arcas regionales la deficiente financiación de los servicios básicos que presta la Administración regional".