El Gobierno murciano marca los derechos básicos como "líneas rojas" en el plan de austeridad, que no tiene un calendario

José Ballesta
EUROPA PRESS
Actualizado 01/03/2013 14:59:05 CET

Ballesta rehúsa ofrecer una cifra concreta para el ajuste y, de momento, no hay ninguna medida prevista en el campo de los ingresos

MURCIA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno regional, José Ballesta, ha asegurado que, tal y como ya dijo el propio presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, en el plan de austeridad anunciado para 2013 "no se van a traspasar las líneas rojas que supongan afectar a los derechos básicos de los ciudadanos, y no se van a modificar modelos establecidos de la prestación de servicios".

En cualquier caso, al ser preguntado por si el Gobierno regional baraja dar "una nueva vuelta de tuerca" en el organigrama del propio Ejecutivo y la supresión de algún cargo más de la estructura, Ballesta ha asegurado que "nada está excluido" en el análisis que están llevando a cabo cada una de las consejerías para la elaboración del plan.

Ballesta ha hecho estas declaraciones al ser preguntado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno si en la reunión se había analizado ya alguna propuesta de cara al plan de austeridad anunciado para contener el déficit, que alcanzó el 3,02 por ciento al cierre de 2012 según los datos oficiales publicados este jueves por el Ministerio de Hacienda.

A este respecto, el portavoz ha añadido que se va a hacer una planificación a lo largo de este año para la elaboración de este plan de austeridad y, aunque no hay calendario fijo preestablecido para su presentación, señala que "ciertamente hay una premura y una necesidad de abordarlo con rapidez".

En segundo lugar, ha aclarado que "cualquier actuación que se adopte va a ir precedida de un proceso de diálogo y de información a los distintos agentes sociales, económicos y de todo tipo". En concreto, considera que la Comunidad debe explicar "el alcance y las consecuencias de las cifras de déficit conocidas esta semana", así como informar a la sociedad de cualquier actuación que se quiera adoptar".

En tercer lugar, considera que es importante la posición del Gobierno en cuanto a la reclamación, una vez más, de una financiación "justa y adecuada" para la Región de Murcia, porque cree que la actual "no lo es".

También ha reclamado que se produzca una "flexibilización en el cumplimiento de los objetivos de déficit". A su juicio, lo verdaderamente importante es que el ritmo de contención del déficit "sea lo suficientemente riguroso para garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas a medio y largo plazo".

No obstante, considera que esta contención "debe ser al mismo tiempo lo suficientemente gradual para evitar efectos negativos en el crecimiento y en el empleo a corto plazo".

Por ello, apuesta por combinar ambos factores, y que la contención sea "rigurosa" y, al mismo tiempo, "gradual para evitar esos efectos negativos". Ante todo, considera "absolutamente necesario relanzar la economía y generar crecimiento, si se pretende que la austeridad sea un camino aceptable para la sociedad".

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA "QUE NO ES JUSTA"

Al ser preguntado por la posibilidad de que la Comunidad pida algo concreto al Gobierno central para solucionar la situación de déficit, Ballesta ha insistido en que la Administración autonómica está haciendo, de momento, una reivindicación "permanente" de una financiación que "no es ni justa ni deseable".

El Ejecutivo murciano propone que se revise el mecanismo de financiación autonómica, y plantea entre los criterios para ello el crecimiento demográfico. Y es que "hay comunidades que han crecido mucho más que otras", y que "han sido receptoras de inmigración en los últimos años", como Murcia, según ha defendido.

Ballesta apuesta por que estos "fenómenos nuevos" sean tenidos en la financiación autonómica, porque "probablemente no fueron contemplados en la suficiente extensión por el anterior modelo, ya que se produjeron a posteriori".

Ha defendido que una persona "no es distinta por vivir en un territorio de España o en otro, no valen distinto", y considera que se trata de un principio de cohesión social y territorial "que no debe abandonarse como principio general".

CIFRA DEL AJUSTE FINAL

El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal, anunció la semana pasada que el déficit de la Comunidad al cierre de 2012 se elevó al 2,9 por ciento y que eso supondría un nuevo ajuste de entre 200 y 250 millones de euros en 2013. Sin embargo, el Ministerio de Hacienda elevó el déficit al 3,02 por ciento.

Al ser preguntado por la variación que puede sufrir el ajuste en base a la diferencia entre los déficits calculados por una y otra administración, Ballesta ha defendido que las cifras "son siempre aproximadas" y que, en este caso, no se trata "tanto" de alcanzar una cifra concreta, sino de "construir un plan creíble".

Ha recordado que, durante el proceso de elaboración de presupuestos, tanto en el ámbito público como privado, "todos somos conscientes de que muchas veces se hace una previsión de ingresos y otra de gastos", pero a lo largo del ejercicio se demuestra que es algo "absolutamente flexible y dinámico".

Y es que se producen situaciones "que no se han previsto cuando se hacen los presupuestos", añade, aunque reconoce que los deseable es que las cuentas "sean lo más ajustadas". "Uno no hace un presupuesto pensando que no se va a cumplir, sino que establece unos parámetros, pero luego se impone la realidad".

PLAN DE AUSTERIDAD

Ha explicado que todas las consejerías están evaluando de manera individualizada su situación y aquellos elementos sobre las que ellas consideran que se puede actuar. Así, las medidas económicas concretas "se están perfilando".

Al ser preguntado por la aplicación concreta de medidas que incidan en el aumento de los ingresos y, específicamente, la modificación de algún tipo fiscal, Ballesta ha contestado que se trata de un asunto que aborda la Consejería de Economía y Hacienda.

De todas formas, ha recordado que los Presupuestos de la Comunidad para 2013 ya incorporan partidas presupuestarias de ingresos que no se contemplaban en 2012 y que empiezan a aplicarse en el presente ejercicio.

En este momento, la Consejería de Economía y Hacienda "está evaluando cuál es la evolución y los resultados de la aplicación de estas nuevas medidas en los dos meses que han transcurrido de 2013, para ver "cuál es el devenir de ese incremento de impuestos planteados en algunos ámbitos".

De momento, afirma que "no hay ninguna otra previsión en el campo de los ingresos distintas a las que ya se han establecido en el Plan de Reequilibrio de 2012 como en lo que se contempla en la Ley de Presupuestos de 2013".

En cualquier caso, ha subrayado que hay otra valoración global que las consejerías ya han evaluado y transmitido, sobre la reducción de entes públicos y de la organización de la Administración regional, y que "está más avanzado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies