El Gobierno regional reducirá las tasas a los ciudadanos que se relacionen de forma electrónica con la administración

   El Consejero De Hacienda Y Administraciones Públicas, Andrés Carrillo
EUROPA PRESS
Publicado 01/03/2017 14:23:51CET

La Comunidad destina más de 7,5 millones de euros para la transformación digital de la Administración

MURCIA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno regional pondrá en marcha una bajada de tasas para los ciudadanos que se relacionen de forma electrónica con la administración con el fin de repercutir el ahorro de costes que conlleva suprimir la gestión manual, según ha anunciado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Andrés Carrillo.

En concreto, el Gobierno regional baraja implantar una tasa cuando el trámite no se realice electrónicamente, y otra tasa más baja para el ciudadano que sí lo hace electrónicamente. De esta forma, cada procedimiento tendrá una tasa emparejada, según ha anunciado Carrillo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

El consejero ha señalado que las tasas deben reflejar el coste que supone cada proceso para la administración, y el objetivo es que la tramitación electrónica implique una reducción "importante" de esa tasa. En cualquier caso, ha afirmado que la Comunidad "no va a subir tasas a nadie".

Carrillo ha justificado que la administración electrónica permite "reducir los costes" de gestión, por lo que considera "lógico" repercutir en los ciudadanos ese ahorro. "Estamos estudiando este tema y lo vamos a poner en marcha conforme se vayan haciendo electrónicos todos los procedimientos", ha ratificado.

Carrillo ha recordado que la relación electrónica con la administración ya es exigida a las empresas y profesionales de colegiación obligatoria, pero no para el resto de ciudadanos. El consejero ha señalado que la administración realiza 1.504 procedimientos para el ciudadano y, entre ellos, los más numerosos tienen que ver con la política social y la Educación.

PLATAFORMA ELECTRÓNICA DE LA COMUNIDAD

Carrillo ha hecho estas declaraciones en la rueda posterior al Consejo de Gobierno, que ha aprobado la transformación de la actual Administración para adaptarla a la plataforma electrónica de la Comunidad Autónoma, en lo que se invertirán más de 7,5 millones de euros.

El concurso se publicará en breves días y se adjudicará, aproximadamente, en el mes de junio. A partir de ahí, las empresas tendrán 23 meses para realizar todos los trabajos. Supondrá reestructurar el actual sistema para hacerlo compatible con el modelo digital y el desarrollo de los formularios electrónicos de la guía de servicios de la Comunidad.

Cuando finalice el proceso, previsto para 2019, la Administración regional será totalmente digital y no se recibirá ningún documento en papel. Así, los ciudadanos dejarán de utilizar más de seis millones de folios que actualmente se usan en sus trámites con la administración, porque estará totalmente digitalizado. Además, la Comunidad dejará de gastar 18 millones de folios anualmente.

Carrillo ha remarcado que se trata de un "importante hito" en la ejecución del Plan Estratégico de Administración Electrónica, y supondrá gran cambio hacia una administración más accesible, eficaz, transparente, ágil y basada en el principio de 'una sola vez', es decir, no se solicitará documentación que ya obre en poder de la Administración, ya sea local, regional o estatal.

La digitalización de todos los documentos supondrá la inmediata entrega al departamento responsable, evitando tiempos de traslado y pérdidas. Además, el ciudadano podrá ver en cada momento en qué estado del procedimiento se encuentra su solicitud.

Carrillo ha explicado que la Administración regional realiza 1.504 procedimientos y esta medida va a permitir que todos ellos se hagan de forma electrónica, desde la solicitud electrónica --que es como empieza cualquier procedimiento-- hasta la notificación final al ciudadano.

La puesta en marcha de los servicios supondrá la contratación de unos 60 puestos de trabajo cualificados durante los 23 meses de su ejecución. Durante el proceso se modificarán más de 200 aplicaciones de las consejerías y organismos autónomos, así como las que dan servicio a los procedimientos comunes. Esta actuación, cofinanciada con Fondos FEDER, está recogida en el Plan Estratégico de Administración Electrónica de la Comunidad.

La contratación de la adaptación de las aplicaciones se ha dividido en 13 lotes por tecnologías y ámbitos competenciales de forma que cada una de ellas quede integrada con la Administración electrónica. En el objeto de cada lote se incluye la formación y traslado de conocimientos de la empresa adjudicataria al personal propio de la Administración, que será el encargado del mantenimiento así como de la supervisión de los trabajos.

Carrillo ha señalado que el lote más importante es el correspondiente al área de Educación y que supone un importe de 1,5 millones de euros; seguido del lote del IMAS, por valor de 1,2 millones.

Los formularios electrónicos de la guía de servicios de la Comunidad que se desarrollarán son la firma electrónica, la presentación electrónica, notificación electrónica, consultas electrónicas, tablón electrónico, portafirmas, expediente electrónico, archivo electrónico y plataforma de interoperabilidad.

El consejero ha reconocido que este concurso, que es el "más importante" de todos los convocados en el sector TIC en la historia de la Comunidad, ha generado una "gran expectación" entre las empresas de este ámbito.

Esta medida permitirá "hacer más eficiente y transparente" el trabajo de la Administración y de las empresas, así como "ahorrar tiempos y desplazamientos".

REPERCUSIÓN EN LA PLANTILLA DE LA COMUNIDAD

Al ser preguntado por la repercusión que puede tener la implantación de la administración electrónica en la plantilla de la Comunidad y si puede implicar menos personal empleado, Carrillo ha señalado que es algo que se puede extrapolar "a cualquier otra organización", ya que se trata de "hacerse más competitivo en un mundo global" o "desaparecer".

En el caso de la Administración regional, ha afirmado que "no podemos quedarnos al margen de cualquier proceso". Sea como sea, ha indicado que los puestos de trabajo que se reduzcan "se van a necesitar para los servicios directos, sanitarios, educativos o sociales, donde el envejecimiento de la población" aumenta la demanda.

Por lo tanto, Carrillo no cree que esta administración electrónica vaya a implicar una reducción de "necesidades". Al contrario, cree que la Comunidad "tiene la obligación de ser tan eficiente como lo es cualquier empresa".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies