Guarda Civil detiene a cuatro individuos por 14 robos en viviendas de Murcia y Albacete

Guardia Civil desmantela una organización criminal dedicada al robo en viviendas
GUARDIA CIVIL
Publicado 25/06/2015 14:22:20CET

Durante la detención, dos guardias civiles fueron agredidos y resultaron con lesiones por fracturas y contusiones

MURCIA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado un peligroso grupo criminal profesionalizado en robos en viviendas cometidos, principalmente, en la comarca del Noroeste murciano. La operación 'Rocalmo' se ha saldado con la detención de los cuatro integrantes, de nacionalidad marroquí y con edades comprendidas entre los 20 y los 30 años.

En los cuatro registros practicados se han recuperado dos vehículos de gama alta y numerosos efectos de joyería y electrónica, con un valor estimado en más de 100.000 euros, llegando a esclarecerse 14 hechos delictivos en Murcia y Albacete, uno de ellos cometido con extrema violencia contra las víctimas en un domicilio de Barranda (Caravaca de la Cruz).

La investigación se inició el pasado mes de febrero, cuando la Benemérita tuvo conocimiento de un robo con violencia perpetrado en un domicilio de Barranda. Los asaltantes, vestidos con pasamontañas y guantes, accedieron a la vivienda portando armas de fuego y emplearon una violencia extrema con las víctimas.

La Guardia Civil continuó la investigación para determinar si se trataba de un hecho aislado o si, por el contrario, podía estar relacionado con otros de similares características, lo que resultó positivo tras obtener indicios que relacionaban sus acciones delictivas con robos en viviendas de municipios geográficamente próximos -Caravaca, Moratalla, Cehegín y Calasparra- y también con otros de la provincia de Albacete.

Los investigadores identificaron a varias personas, con un amplio historial delictivo. Estos cuatro varones de nacionalidad marroquí, asentados en varios municipios de Alicante, fueron vigilados hasta concretar que se desplazaban en grupo a las zonas afectadas, para lo que adoptaban rigurosas medidas de contra vigilancia y protección.

El resultado de la investigación fue puesto en conocimiento de la autoridad judicial, quien autorizó la entrada y registro en inmuebles de las localidades alicantinas de Granja de Rocamora, Almoradí y Catral (2).

Agentes de la Guardia Civil de Murcia y Alicante coordinaron un operativo para el acceso a los domicilios que culminó con la detención de cuatro personas y con la recuperación de dos vehículos de gama alta, joyas, relojes y televisores, entre otros, con un valor superior a los cien mil euros.

Durante su detención, dos guardias civiles fueron violentamente agredidos por los ahora arrestados y resultaron con lesiones por fracturas y contusiones.

Tras el examen de las viviendas, la Guardia Civil inspeccionó varios caminos rurales próximos a éstas, ante las sospechas que ocultaran útiles empleados para la comisión de los robos, lo que resultó positivo con el hallazgo de un 'zulo' donde ocultaban un revólver, mazas, cizallas y otras herramientas, que fueron incautadas.

La Benemérita ha determinado que se trata de un peligroso grupo criminal asentado en la comarca de la Vega Baja de Alicante, cuyas acciones delictivas revelan un grave desprecio hacia la vida, al emplear la violencia física y la amenaza con armas de fuego hacia sus víctimas, en caso que éstas se hallaran en los domicilios.

Con estas detenciones, la Guardia Civil ha esclarecido 14 hechos delictivos cometidos en las localidades de Barranda-Caravaca de la Cruz (1), Caravaca de la Cruz (2), Cehegín (1), Moratalla (1), Mula (1), Lorca (1), Calasparra (1), Sangonera La Seca-Murcia (1), Orilla del Azarbe-Murcia (1) y las localidades albaceteñas de Fuente Álamo (3) y Casas de Ibáñez (1).

Los arrestados, que han ingresado en prisión provisional, los efectos recuperados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Caravaca de la Cruz.

La investigación ha sido desarrollada por guardias civiles de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Murcia y del Equipo ROCA de Almoradí (Alicante).