La Guardia Civil controla a 10.335 conductores durante el Carnaval, de los que 23 han sido detenidos por conducir ebrios

 

La Guardia Civil controla a 10.335 conductores durante el Carnaval, de los que 23 han sido detenidos por conducir ebrios

Contador
           Uno De Los Controles De Alcoholemia Y Drogas
GUARDIA CIVIL
Publicado 07/03/2017 15:37:58CET

Un total de 222 conductores han sido denunciados por alcoholemia positiva y otros 63 por conducir habiendo consumido drogas

MURCIA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desplegado, durante los últimos fines de semana (del 24 al 26 de febrero y del 3 al 5 de marzo), un amplio dispositivo simultáneo de verificación de alcoholemias y drogas en distintas carreteras de la Región de Murcia, al objeto de cumplir con el plan de control de las zonas de ocio y con la Estrategia de Seguridad Vial 2010-2020 de la Dirección General de Tráfico.

En el dispositivo, en el que han participado 100 agentes del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia, han sido controlados un total de 10.335 conductores, de los cuales 222 arrojaron resultado positivo en alcohol (2,11%), 23 de los cuales fueron detenidos y puestos a disposición judicial y los 199 restantes denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, por alcoholemia.

Un total de 63 conductores han sido denunciados por circular habiendo consumido drogas u otras sustancias estupefacientes prohibidas y ha sido detenido un conductor por conducir habiendo perdido la totalidad de puntos asignados.

En especial, destaca el dispositivo desplegado en las carreteras próximas a la localidad de Águilas, destino de multitud de personas con motivo de la celebración de sus Carnavales, donde fueron realizadas más de la mitad de las pruebas de alcoholemia (5.688) de las que 157 resultaron positivas en alcohol (2,76%), con 11 conductores detenidos y el resto (146), denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia. Cuatro fueron denunciados por positivo en consumo de drogas.

La Benemérita persiste en concienciar a la población de la incompatibilidad del consumo de bebidas alcohólicas y drogas con la conducción de vehículos, que pueden derivar en accidentes de circulación.

En las fechas en las que se han realizado estos dispositivos de verificación de alcoholemia y drogas en la conducción, no se ha registrado ningún accidente relevante en las carreteras de la Región.

DOS CASOS DE VEHÍCULOS DE GRAN TONELAJE

El pasado día 1, una patrulla de motoristas del Destacamento de Tráfico de Cartagena detuvo al conductor de un vehículo articulado, de 40 toneladas, a la altura del kilómetro 810,250 de la autopista AP-7, tramo Crevillente-Vera, enlace con la autovía A-30 (Madrid-Cartagena), próximo a la pedanía cartagenera de La Palma.

El conductor realizó una peligrosa maniobra marcha atrás, al rebasar la salida que tenía intención de tomar para dirigirse a la carretera RM-12 (denominada autovía de la Manga del Mar Menor).

Tras ser sometido a pruebas de alcoholemia arrojó resultado positivo de 0,73 y 0,68 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, quintuplicando la tasa máxima permitida que en el caso de conductores profesionales es de 0,15 mg/litro.

Este conductor, de nacionalidad española, de 51 años y vecino de Pulpí (Almería), que se desplazaba de vacío desde esta localidad almeriense hasta El Algar para recoger un cargamento de verduras y hortalizas, fue puesto a disposición del Juzgado del Juzgado de Instrucción número 4 de los de Cartagena.

Otro conductor profesional fue detenido el pasado día 4, cuando la Central Operativa de Tráfico del Sector de Murcia fue alertada por el servicio de emergencias 1-1-2, de la circulación anómala de un vehículo articulado de gran tonelaje, que transitaba a la altura del kilómetro 110 de la autovía A-30 (Albacete-Cartagena), de forma zigzagueante, con grave riesgo de accidente.

El dispositivo establecido por motoristas del Destacamento de Cieza, permitió, con riesgo para la integridad física de los agentes, interceptarlo a la altura del kilómetro 97 de la misma autovía y dirigirlo hasta la Venta del Olivo, término municipal de Cieza.

El conductor arrojó un resultado positivo de 1,11 y 1,03 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, septuplicando la tasa máxima permitida de 0,15 mg/litro para este tipo de conductores.

En lo que va de año ya son tres los casos de conductores profesionales, de vehículos de gran tonelaje destinados al transporte de mercancías, que han sido interceptados por el Sector de Tráfico de la Guardia Civil cuando conducían bajo la influencia de drogas o alcohol

El primero tuvo lugar el pasado 1 de febrero, en el kilómetro 606 de la autovía del Mediterráneo, A-7 (Algeciras-Barcelona), área de descanso de Alhama de Murcia, donde fue denunciado el conductor de un camión de 18 toneladas, de nacionalidad española, que circulaba habiendo consumido cannabis.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies