Detenida una empleada de ayuda a domicilio por una quincena de hurtos

IMagen de la detenida
Foto: GUARDIA CIVIL
Actualizado 16/01/2015 12:05:18 CET

La arrestada se había ganado, durante años, la confianza de personas de avanzada edad e impedidas a las que atendía

   MURCIA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco del 'Plan Mayor Seguridad', ha desarrollado la operación 'URRACA', que se ha saldado con la detención de una mujer -empleada de una empresa de ayuda a domicilio- como presunta autora de una quincena de delitos de hurto en vivienda donde, se estima, que había sustraído joyas y dinero por valor de  18.000 euros.

   El pasado mes de diciembre, la Benemérita inició una investigación al tener conocimiento de numerosos robos en inmuebles de las pedanías murcianas de Torreagüera, Los Ramos y Alquerías donde, sin aparentes signos de fuerza ni empleo de la violencia física sobre las víctimas, habían sido sustraídas numerosas joyas y dinero.

   Las pesquisas practicadas por los guardias civiles han determinado que existían similitudes en estas acciones delictivas, como la avanzada edad de los perjudicados -octogenarios, invidentes o impedidos con un alto grado de dependencia- y,  la más relevante para los investigadores, la coincidencia en la empresa de ayuda a domicilio que asistía a los ancianos.

   La colaboración de esta empresa con la Guardia Civil ha permitido identificar a una de las empleadas, contratada desde hacía más de diez años, que habitualmente trabaja en los domicilios objeto de la investigación, según han informado fuentes de la Benemérita.

   Simultáneamente, y con la finalidad de localizar los efectos robados, los guardias civiles han inspeccionado establecimientos de compra venta de oro. En uno de estos locales, ubicado en Murcia, aparece registrada la sospechosa en numerosas ventas de piezas de joyería, algunas de las cuales eran objeto de la investigación y otras sustraídas en los últimos diez años.

ROBOS COMETIDOS DURANTE DIEZ AÑOS

   Según explican las mismas fuentes, la investigación ha resultado ardua debido a que los delitos investigados destaparon otros de la misma índole, cometidos hasta diez años atrás, así como a la manifiesta indefensión de las víctimas a las que cuidaba y con las que había generado, durante años, un alto grado de confianza gracias a su puesto de trabajo.

   Alguna de las joyas robadas han sido vendidas, por la ahora arrestada, en locales de compra venta de oro, incluso, años después de que sus propietarios falleciesen.

   La operación 'URRACA' ha culminado, tras obtener todos los indicios necesarios,  con la identificación y detención de una mujer, española, de 54 años y vecina de Murcia, a la que se le atribuye la presunta autoría de, al menos, una quincena de delitos de hurto cometidos, alguno de ellos, una década atrás.

   La detenida y las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción nº 3 de Murcia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies