Guardia Civil detiene a 9 individuos y aprehende 1.200 kilos de hachís que se distribuían en países de la UE

 

Guardia Civil detiene a 9 individuos y aprehende 1.200 kilos de hachís que se distribuían en países de la UE

350532.1.644.368.20170424092549
Vídeo de la noticia
Actualizado 24/04/2017 10:28:28 CET

MURCIA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desmantelado en Murcia una organización criminal dedicada a la introducción de grandes cantidades de hachís por vía marítima y su posterior comercialización internacional. La operación 'Vitreo' se ha saldado con la detención de los nueve integrantes, españoles y marroquíes, de entre 21 a 46 años y residentes en Almería, Málaga, Barcelona y Murcia, y la aprehensión de 1,2 toneladas de hachís.

La operación se inició cuando la Benemérita detectó en un puerto del Mar Menor una embarcación neumática de las denominadas planeadoras, que cuentan con una gran potencia y maniobra sobre el agua y que generalmente se utilizan como medio de transporte para la droga procedente del Norte de África.

Por ello, se inició una investigación con la finalidad de esclarecer la presencia de este tipo de vehículo y su posible vinculación al tráfico de drogas.

La investigación sobre la embarcación sospechosa permitió desvelar una estructura piramidal compuesta por varias personas y su vínculo con diversos lugares, llevando a los agentes a establecer un organigrama preciso de las personas involucradas, sus funciones y métodos de actuación, concluyendo que se estaba ante una organización criminal estructurada y jerarquizada.

Asimismo, los agentes comprobaron que la organización no tenía un comportamiento habitual en este tipo de hechos y que se enfrentaban a unos delincuentes, además de bien organizados en sus cometidos, con un potencial logístico y financiero considerable.

UN CHALET DE LUJO EN LA MANGA, CENTRO DE OPERACIONES

Igualmente, se detectó que el grupo delictivo, paulatinamente, pasaba de actuar de las costas de Almería, donde residían los principales investigados, hasta las de Murcia, donde se trasladaban para llevar a cabo sus labores de control de la costa, de los agentes, llegando incluso a establecer su "cuartel general" en un chalet de lujo de La Manga del Mar Menor con acceso inmediato al mar, lo que les permitía desarrollar sus actividades de reconocimiento de la costa y fondeaderos de manera muy discreta.

La organización ahora desarticulada, cuyos miembros destacaban por su pericia a la hora de abordar sus cometidos, eligió como fechas de actuación para introducir una importante cantidad de hachís procedente de Marruecos Semana Santa, ya que contaban, según su criterio, con la disminución de los servicios de vigilancia, aunque los agentes les observaban muy de cerca.

La tarde del Martes Santo iniciaron su viaje hasta costas marroquíes para aprovisionarse del hachís con el que traficaban, pero aún esperaron hasta la madrugada del Miércoles Santo para regresar con el cargamento, favorecidos por el buen estado de la mar y una avalancha de pateras que llegaron a las costas de Murcia y Almería, lo que creían que dificultaría aún más su detección y el descubrimiento de su actividad.

Observados en todo momento por la Guardia Civil, la mañana del Jueves Santo los presuntos narcotraficantes alijaron la droga desde la neumática hasta una embarcación deportiva en las proximidades de Cabo de Palos (Murcia).

Unas horas después, la embarcación deportiva entró de nuevo en el Mar Menor y se dirigió a una playa contigua al chalet que usaban como guarida, donde fue sacada del agua e introducida en el inmueble.

Fruto del dispositivo desplegado, los investigadores detuvieron de manera simultánea a cinco integrantes del grupo que circulaban en un vehículo en La Manga del Mar Menor, dos integrantes más en el interior del chalet, ubicado en la misma localidad y a los dos tripulantes de la embarcación neumática que, tras descargar el hachís, iba a ser amarrada en el puerto deportivo de Mar de Cristal-Cartagena, todos ellos como presuntos autores de los delitos de tráfico de droga y pertenencia a organización criminal.

Tras las detenciones y previa autorización judicial, la Guardia Civil efectuó la entrada y el registro en la sede de la organización criminal, en la que se aprehendieron 1,2 toneladas de hachís que acababan de introducir en el interior de una embarcación de recreo con unos sofisticados 'dobles fondos', que se accionaba con un dispositivo hidráulico.

Además, los agentes incautaron un vehículo todoterreno de alta gama, un turismo, dos embarcaciones de recreo con sus remolques de transporte y una embarcación neumática de alta velocidad.

De la investigación se desprende que la organización criminal desmantelada adquiría grandes cantidades de hachís en el Norte de África y que, tras manipularla y ocultarla en embarcaciones, la transportaban hasta Murcia, desde donde era distribuida al resto de España, Francia y a otros países de Centro Europa.

Los detenidos, junto con la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Cartagena.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies