Guardia Civil detiene al presunto atracador de un comercio en Abanilla

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

ROBO CON VIOLENCIA Y LESIONES GRAVES

Guardia Civil detiene al presunto atracador de un comercio en Abanilla

Comercio asaltado
GUARDIA CIVIL
Publicado 19/11/2016 13:26:11CET

MURCIA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco del 'Plan Mejora de Seguridad en el Sector del Comercio', ha desarrollado una investigación dirigida a esclarecer un atraco cometido en un establecimiento comercial de Abanilla, que se ha saldado con la localización y detención del presunto autor -un vecino del municipio con un abultado historial delictivo- tres horas después del suceso, al que se le atribuye la presunta autora de los delitos de robo con violencia e intimidación y lesiones graves.

El pasado domingo, 13 de noviembre, la Benemérita fue alertada de la comisión de un robo con violencia en un establecimiento comercial de Abanilla. Su propietario, un ciudadano chino, fue objeto de un asalto con arma blanca que logró repeler, si bien, fruto de la violencia empleada, resultó herido con un corte profundo en una de sus manos.

Efectivos de la Guardia Civil se desplazaron al lugar donde ya se encontraban miembros de la Policía Local del municipio que, en un primer momento y alertados por el suceso, se habían desplazado para entrevistarse con la víctima y recabar información.

Las primeras pesquisas permitieron a los agentes averiguar que el atracador, ataviado con un pasamontañas, accedió al establecimiento esgrimiendo un cuchillo de grandes dimensiones con el que amenazó al empleado exigiéndole que abriera la caja o de lo contrario le cortaría el cuello.

El empleado hizo frente a su agresor que antes de huir del lugar, lo agredió con el cuchillo y le produjo un corte profundo en la mano, por lo que tuvo que ser trasladado a un hospital de la capital, donde le practicaron la sutura de los cortes que presentaba en tres de sus dedos.

COLABORACIÓN CIUDADANA

El hecho, cometido pasadas las tres de la tarde del domingo, había sobresaltado a los vecinos de la zona, alguno de los cuales pudo aportar la descripción física del sospechoso que, al salir del establecimiento, se retiró el pasamontañas de la cara y huyó a pie del lugar.

Gracias a estas colaboraciones, la Guardia Civil centró la investigación en un joven, vecino del municipio y con un abultado historial delictivo, que se perfilaba como el autor del atraco.

La investigación continuó hasta averiguar que esta persona había acudido la noche anterior al establecimiento, aunque no realizó ninguna compra, supuestamente con la intención de conocer los pormenores del local tales como la ubicación de la caja registradora y el número de empleados.

En menos de tres horas, la Guardia Civil localizó al sospechoso en su domicilio y requirió su presencia en las dependencias del Cuartel de Abanilla, donde fue detenido como presunto autor de los delitos de robo con violencia e intimidación y lesiones graves.

El arrestado -español, de 39 años y vecino de Abanilla- y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Cieza (Murcia).

PLAN MEJORA DE SEGURIDAD EN EL SECTOR DEL COMERCIO

A finales del año 2013, fruto de la colaboración entre las Secretarías de Estado de Seguridad y de Comercio, nace el Plan Mejora de Seguridad en el Sector del Comercio para incrementar la seguridad del Sector, a través de colaboraciones y contactos, dispositivos preventivos y acciones de investigación dirigidas a la persecución de los hechos delictivos que afectan al sector del comercio.

La Dirección General de la Guardia Civil ha formulado una serie de medidas enfocadas tanto a delitos contra el patrimonio como a delitos contra el orden socioeconómico, con el propósito de interactuar con el colectivo de comerciantes y así mejorar su seguridad y fortalecer a este sector.

Los objetivos primordiales del citado Plan son los delitos contra el patrimonio, que influyen en la seguridad propia de los comerciantes y que pueden generar pérdidas económicas, y los delitos contra el orden socioeconómico, como lo son fraudes, delitos fiscales y todos aquellos que puedan influir en la competencia entre empresas.

Por la Guardia Civil de la Región de Murcia se han establecido las pautas necesarias para que las unidades de seguridad ciudadana y los especialistas en Policía Judicial coordinen esfuerzos en el trato de las cuestiones relativas a la prevención y seguridad en el comercio.

Entre las misiones previstas para su desarrollo se encuentran las acciones formativas sobre temas de seguridad dirigidas por la Guardia Civil a los propios comerciantes.

En este sentido se han intensificado las relaciones y comunicaciones con el sector, tanto a través de sus propios departamentos de seguridad, para aquellas grandes empresas que dispongan de los mismos, como a través de representantes designados al efecto.

De este modo, los profesionales del sector mantendrán un contacto más directo y eficaz con la Benemérita, mediante reuniones donde podrán estudiarse casos particulares y formas de actuación comunes ("modus operandi") de estos delincuentes, que puedan favorecer a las empresas en función de su problemática y necesidades específicas.

A tal fin, recientemente han sido editados y distribuidos trípticos informativos para la difusión del Plan entre los comercios de la Región, donde se incluyen teléfonos de contacto de la Guardia Civil, recomendaciones sobre cómo mejorar la seguridad, así como un decálogo de consejos para la autoprotección de los establecimientos.

DECÁLOGO DE AUTOPROTECCIÓN Y SEGURIDAD

Entre los consejos que se ofrecen, destaca el de informar a la Guardia Civil (062) o Puesto más cercano de la presencia en el local de personas extrañas o vehículos que puedan infundir sospechas; no poner nunca en peligro la vida o integridad física en caso de ser víctimas de estos delitos; o mantener contacto regularmente entre el responsable del establecimiento y el Puesto de la Guardia Civil.

Observar a las personas que se encuentren dentro del establecimiento en actitud vigilante o sospechosa; permanecer atento a la entrada y estancia de grupos de personas que, aprovechando su número, puedan llevar a cabo hurtos u otra actuación ilegal; evitar tener grandes cantidades de dinero en el establecimiento, no acumularlas en las cajas registradoras y procurar ir acompañado en el momento de su traslado.

Asimismo, prestar atención y desconfiar de las personas que entren en el establecimiento con cascos o cualquier elemento que dificulte su identificación visual; instalar sistemas combinados de vigilancia activa y pasiva de seguridad, indicando su presencia mediante rótulos adecuados, en interior y exterior del inmueble, procurando que las cámaras de seguridad enfoquen al acceso del establecimiento y lugares donde se encuentren las cajas registradoras; no informar a personas desconocidos sobre los sistemas de seguridad instalados en el establecimiento; y denunciar todos los hechos delictivos de los que sea objeto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies