Guardia Civil se incauta de cerca de 200 kilos de picadura de tabaco de contrabando

TABACO, CONTRABANDO, GUARDIA CIVIL
GUARDIA CIVIL
Publicado 16/08/2018 15:10:27CET

Hay 34 personas identificadas, relacionadas con la venta de este producto en Águilas, Lorca, Puerto Lumbreras y Mazarrón

MURCIA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de los servicios dirigidos a la persecución de delitos fiscales, ha aprehendido 196 kilos de picadura de tabaco y 20 bolsas-cajetillas de cigarros de contrabando en los municipios de Águilas, Lorca, Puerto Lumbreras y Mazarrón.

La Benemérita ha tramitado 34 denuncias por la presunta autoría de infracción a la Ley 12/1995, de 12 de diciembre, de Reprensión del Contrabando.

La investigación se inicio el pasado mes de junio cuando agentes especializados del Servicio Fiscal de la Guardia Civil detectaron cierto incremento en el consumo de picadura de tabaco en varios municipios de la comarca del Alto Guadalentín.

Ante la sospecha de que el citado producto se estuviese comercializando a través del 'mercado negro' y sin las debidas garantías para el consumidor, la Benemérita dispuso una investigación dirigida a averiguar su procedencia e identificar, en su caso, a las personas que, fuera de los cauces legales establecidos para la comercialización de las labores de tabaco, lo dispensaban a los consumidores.

Estas pesquisas han resultado positivas con la identificación de 34 personas a las que les han sido aprehendidos un total de 196 kilos de picadura de tabaco de contrabando y 60 bolsas-cajetillas de cigarros, rellenos del citado producto.

Todas ellas han sido propuestas para sanción ante la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales de Murcia, como presuntas autoras de infracción a la Ley 12/1995, de 12 de diciembre, de Reprensión del Contrabando, según informan fuentes de la Guardia Civil.

La picadura de tabaco se vendía, generalmente, en paquetes de un kilo, aunque también en bolsas de 20 cigarros rellenos y llegaban a los consumidores a través de envíos de paquetería postal o mediante la venta directa de particulares.

El tabaco incautado está valorado en más de 33.000 euros.