La Guardia Civil intercepta a un camionero en Jumilla que conducía bajo los efectos del cannabis y sin seguro

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

En la RM-714 (Jumilla-Caravaca de la Cruz)

La Guardia Civil intercepta a un camionero en Jumilla que conducía bajo los efectos del cannabis y sin seguro

La Guardia Civil Intercepta A Un Camionero En Jumilla Que Conducía Bajo Los Efec
EUROPA PRESS/GUARDIACIVIL
Publicado 17/11/2016 15:07:47CET

Circulaba con un tráiler de 40 toneladas desde Baniarres (Alicante) hasta Cieza

MURCIA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de los servicios establecidos para la vigilancia de la seguridad vial y del transporte por carretera, ha interceptado en Jumilla al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas que circulaba con presencia de drogas en su organismo, quien ha sido denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico y se enfrenta a una sanción de 1.000 euros y la retirada de seis puntos de su permiso de conducción.

Los hechos se produjeron cuando una patrulla de motoristas especializada en inspección de transporte del destacamento de Cieza del Sector de Tráfico de Murcia, mientras prestaba servicio de vigilancia y control del transporte en la carretera en la RM 714 (Jumilla-Caravaca de la Cruz) a la altura del término municipal de Jumilla, inspeccionó un camión articulado de 40 toneladas de masa máxima autorizada (MMA).

Los agentes observaron cómo su conductor tenía un comportamiento extraño, lo que llevó a los agentes a sospechar que pudiera haber tomado sustancias prohibidas e incompatibles con la conducción de vehículos, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

El conductor, varón, español y de 27 años, dio negativo en la prueba de alcoholemia, pero los agentes sospechaban que había ingerido alguna droga u otra sustancia estupefaciente, por lo que le practicaron la preceptiva prueba indiciaria de detección de drogas en saliva, en la que arrojó un resultado positivo en cannabis.

Por este motivo, le fue obtenida una segunda muestra de fluido oral que ha sido remitida a un laboratorio acreditado para contrastar este primer resultado provisional, conforme a la normativa vigente.

Por este motivo, el conductor del camión, que circulaba desde la localidad alicantina de Beniarres hasta Cieza, transportando productos de limpieza, fue denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia por una infracción al artículo 14 de la vigente Ley de Seguridad Vial, al conducir un vehículo con presencia de drogas en el organismo, hecho que tras la última reforma normativa está sancionado con una multa 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos de su permiso de conducción.

A consecuencia de estos hechos, el vehículo quedó inicialmente inmovilizado en un lugar adecuado hasta que desaparecieran las causas que impedían su circulación o se hiciera cargo del vehículo un conductor habilitado, conforme a lo dispuesto en la Ley de Seguridad Vial, dada la peligrosidad que comporta la circulación de un vehículo de gran tonelaje en estas condiciones y la merma de reflejos que la ingestión de drogas conlleva.

De igual modo, a este conductor le han sido formuladas también otras dos denuncias, una ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia por circular sin haber suscrito el seguro de responsabilidad civil obligatoria del automóvil, que conlleva una multa de 2.800 euros y otra ante la Dirección General de Transportes, Costas y Puertos de la Región de Murcia por irregularidades en materia de transporte en carretera que lleva aparejada un multa de 1.001 euros.

LA GUARDIA CIVIL ADVIERTE DEL RIESGO

La Guardia Civil reitera su mensaje a aquellos conductores que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico, conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, se someterá las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a todos los conductores que sean denunciados por la comisión de infracciones, implicación en accidentes o aquellos otros en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspección.

Estas actuaciones, según la Guardia Civil, tienen la finalidad de concienciar a los ciudadanos y, en especial, como en este caso, a los conductores de vehículos de transporte de mercancías o viajeros, cuyo riesgo se incrementa por sus propias características singulares, de la incompatibilidad de estas sustancias con la conducción dada la merma de reflejos y capacidades que para el control de los vehículos suponen, y garantizar así la seguridad vial en las carreteras, evitando, de esta forma, la producción de accidentes de circulación y las graves consecuencias que estos acarrean.

Por otra parte, la Guardia Civil de la Región de Murcia quiere llamar la atención de los ciudadanos para que, sin dudarlo, como en este caso, avisen al teléfono '062' o '112', cuando se encuentran con situaciones o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de drogas o alcohol, con la finalidad de poder adoptar las medidas policiales oportunas para que estos vehículos sean interceptados y comprobado si sus conductores se encuentran en las condiciones adecuadas para circular con garantías de seguridad.

Con este son cuatro los casos de conducción bajo la influencia de drogas o alcohol que se han registrado en las carreteras murcianas en los últimos días, de un total de doce vehículos de estas características que han sido interceptados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de la Región de Murcia ha durante el presente año 2016.

Entre los últimos casos, el 2 de noviembre se detuvo en el kilómetro 1,500 de la carretera RM E-12 (A-30-Fuente Álamo por Balsapintada) al conductor de un vehículo articulado, de nacionalidad española, que casi quintuplicaba la tasa máxima de alcoholemia.

El 5 de noviembre de 2016 fue interceptado en el kilómetro 1,500 de la carretera RM F-14 (Autovía A-30-Torre Pacheco), en la pedanía de El Jimenado, el conductor de un vehículo articulado, de nacionalidad española que circulaba habiendo consumido cocaína.

El 9 de noviembre de 2016 fue detenido en el kilómetro 678 de la carretera N-340 (Cádiz-Barcelona), a la altura de la pedanía de El Siscar-Santomera, el conductor de un vehículo articulado, de nacionalidad española, que quintuplicaba la tasa máxima de alcoholemia.

Asimismo, durante el pasado fin de semana, del 11 al 13 de noviembre de 2016, el Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia, ha realizado diversos controles preventivos de alcoholemia en toda la Región de Murcia, con el resultado de 1.642 vehículos controlados, de los cuales 32 arrojaron resultado positivo en alcohol (1,95 por ciento), habiendo sido detenidos cuatro conductores por delito contra la seguridad vial (alcoholemia), que fueron puestos a disposición judicial, así como otros 28 denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia.

En estos controles también han sido denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico 23 conductores, por circular habiendo tomado drogas o sustancias estupefacientes prohibidas e incompatibles con la conducción de vehículos (cocaína, cannabis, opioides, anfetaminas y metanfetaminas).

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies