La Guardia Civil rescata al conductor de un vehículo articulado tras sufrir una enfermedad súbita al volante

Imagen de la operación en la que el conductor fue rescatado
GUARDIA CIVIL
Publicado 02/05/2017 15:28:18CET

El conductor profesional paró en la calzada debido a una enfermedad súbita que paralizó su cuerpo, sin lograr señalizar el camión

MURCIA, 2 May. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia rescató, el pasado viernes, 28, al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas que se encontraba parado en la carretera RM-620 (Purias-Pulpí), tras sufrir una enfermedad súbita que lo mantenía paralizado, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

El auxilio se produjo sobre las 16.30 horas, en el marco de los servicios establecidos por la Dirección General de Tráfico con motivo del Puente de 1º de Mayo (en la Región de Murcia desde las 15:00 horas del día 28 de abril hasta las 24:00 horas del día 1 de mayo), cuando una patrulla de motoristas del Destacamento de Tráfico de Lorca observó la presencia de un vehículo de gran tonelaje parado a la altura del kilómetro 1,000 de la carretera RM-620 (Purias-Límite Región dirección Pulpí), término municipal de Lorca.

El camión se encontraba ocupando la totalidad de la calzada y obstaculizaba la circulación del carril derecho, al carecer de señalización visual que permitiera advertir al resto de conductores su parada.

Mientras uno de los componentes de la patrulla procedió a regular la circulación interrumpida, el otro se acercó a la cabina del camión para requerir a su conductor sobre las causas de su irregular parada, momento en el que descubrió que esta persona se encontraba paralizada y con fuertes dolores, por lo que se requirió la asistencia de servicios médicos de urgencia.

Con la finalidad de restablecer la normal circulación de la vía, así como facilitar las tareas de evacuación de la víctima, los agentes decidieron trasladar el vehículo hasta una explanada próxima.

Esta maniobra resultó compleja al tener que retirar al conductor de su asiento, para ubicarlo en la litera de la cabina, con el objetivo de que uno de los agentes pudiera conducir el camión, mientras el otro, con la debida señalización óptica y acústica especial, escoltaba la maniobra en el vehículo oficial.

Desplazado el vehículo articulado hasta un punto seguro, a una distancia de dos kilómetros del lugar de parada, acudió una ambulancia medicalizada cuyo facultativo dispuso la necesidad de trasladar al afectado hasta un centro hospitalario.

De nuevo, los agentes, en este caso junto a la dotación de efectivos sanitarios, realizaron una costosa maniobra para introducir una camilla portátil en la cabina del camión y evacuar a la víctima que, debido a su corpulencia y a su falta de movilidad, presentaba serias complicaciones. Sobre las 17.20 horas el conductor fue evacuado, estable, hasta el Hospital Rafael Méndez de Lorca para una evaluación más exhaustiva.

El vehículo, que circulaba a media carga, se trasladaba a la población almeriense de Pulpí con la finalidad de completar su capacidad con hortalizas y de ahí emprender un viaje al extranjero, por lo que la Guardia Civil comunicó la vicisitud a la empresa titular del vehículo, con sede social en la localidad de Totana, que desplazó a otro conductor habilitado para hacerse cargo tanto del vehículo como de las pertenencias de la persona auxiliada.

En los tres primeros meses del presente año 2017, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha prestado 1.165 auxilios y rescates por hechos derivados de la circulación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies