La imagen de la Virgen de la Arrixaca, antigua patrona de Murcia, regresa a iglesia de San Andrés tras su restauración

La Imagen De La Virgen De La Arrixaca
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 18:20:33 CET

Valcárcel destaca lo mucho que "de afectividad, devoción y emoción" significa "para Murcia" la Virgen de la Arrixaca

MURCIA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La imagen de la Virgen de la Arrixaca, antigua patrona de Murcia cuya talla data del siglo XIII y es de autoría anónima, ha sido entregada este viernes a la iglesia de San Andrés una vez restaurada en el Centro de Restauración de la Región de Murcia (CRRM).

El presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, ha hecho entrega de la imagen, en un acto que calificó de "momento histórico para la ciudad de Murcia y para la Real y Antigua Hermandad de Devotos de Santa María de la Arrixaca, encargada de la custodia de la imagen".

Asimismo, ha destacado lo mucho que "de afectividad, devoción y emoción" significa "para Murcia y todos los murcianos" la Virgen de la Arrixaca, "porque no es solamente la Virgen de un municipio o de una ciudad, sino que hablamos de la patrona del antiguo Reino de Murcia, cuya presencia entre los murcianos supera los ocho siglos".

La Virgen de la Arrixaca es una antigua talla sedente derivada de la iconografía bizantina, y la imagen fue realizada en madera de nogal, policromada y dorada con oro fino al agua.

Santa María de la Arrixaca fue patrona de Murcia hasta 1731, fecha en que fue sucedida en tan honorífico cargo por la Virgen de la Fuensanta, actual patrona. Desde entonces, la imagen fue perdiendo el fervor popular hasta que en 1885 fue devuelta al culto en su capilla de la Iglesia de San Andrés por la Real y Antigua Hermandad de Devotos de Santa María de la Arrixaca.

La talla ha permanecido durante nueve meses en el CRRM para su recuperación, presupuestada en 6.000 euros. El proceso de intervención ha consistido en análisis químicos y estratigráficos que han aportado información sobre las distintas intervenciones a las que la escultura ha sido sometida a lo largo de la historia.

Debido a las modificaciones realizadas a la pieza original entre los siglos XVII y XVIII, y la imposibilidad real de recuperar la policromía original de la obra, se ha realizado la restauración retirando únicamente las últimas aportaciones pictóricas, que datan del siglo XX y que alteraban notablemente el aspecto de la Virgen y del Niño.

La fiesta de la Virgen de la Arrixaca se celebra el último domingo de mayo, por lo que la talla podrá ser exhibida este año en su iglesia de San Andrés en perfecto estado una vez concluido el proceso de restauración.

MEDIOS TÉCNICOS Y HUMANOS DE PRIMER NIVEL

El CRRM forma parte del Consejo General de Centros e Institutos de Restauración, constituido por ocho comunidades autónomas, y dispone de unos medios tecnológicos y humanos de primer nivel que le permiten realizar intervenciones sobre cualquier obra artística con toda precisión.

Entre las muchas funciones que desempeña, destaca el control del catálogo de los bienes muebles pertenecientes a la Comunidad Autónoma de Murcia, así como la tasación y valoración de aquellos ofertados a la misma, la revisión del catálogo de los bienes muebles de la Iglesia o la organización de cursos, conferencias y jornadas científicas dentro y fuera de la Región.

A lo largo de toda su trayectoria, ha intervenido en la recuperación de bienes muebles pertenecientes a instituciones eclesiásticas, ayuntamientos, conventos y parroquias, fundaciones e instituciones sin ánimo de lucro, cofradías y centros museísticos y culturales.

Entre sus restauraciones más significativas destacan las pinturas del siglo XII del convento de Santa Clara La Real en Murcia, la recuperación del conjunto pictórico mural de los siglos XIV y XV del actual Museo y de las pinturas de la Capilla de San Antonio de la Catedral de Murcia, la recuperación de las 13 imágenes y trono de la Cena de Salzillo, pertenecientes a la Cofradía de Jesús de Murcia, así como del Cristo de la Preciosísima Sangre de Nicolás de Bussy perteneciente a la Cofradía de la Sangre de Murcia.

A estas intervenciones se suman otras en obras de autores tan significativos como Zurbarán, Ribera, Murillo, Nicolás Salzillo, Paolo Sístori, Germán Hernández Amores, Sorolla, Ramón Gaya, Pedro Sánchez Picazo, Luís Garay, José Capuz o Mariano Benlliure, entre otros.