Impulsan un proyecto para que los mendigos puedan incorporarse a programas de formación en el municipio de Murcia

 

Impulsan un proyecto para que los mendigos puedan incorporarse a programas de formación en el municipio de Murcia

Ruiz e integrantes de la Red de Inclusión Social
AYUNTAMIENTO MURCIA
Publicado 25/04/2017 15:26:46CET

MURCIA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La concejala de Derechos Sociales de Murcia, Conchita Ruiz, ha presentado este martes, junto a integrantes de la Red de Inclusión Social, el proyecto de intervención con personas que ejercen la mendicidad en el municipio de Murcia.

El objetivo es profundizar en el conocimiento de esta práctica y de las personas que la ejercen y promover las acciones que sea preciso desarrollar para procurar su reducción y la mejora de las condiciones de vida de las personas que la practican.

Hasta el momento se ha identificado un centenar de puntos donde se practica la mendicidad y se ha iniciado la intervención con 52 personas.

El Plan contempla la elaboración del mapa de la mendicidad, un proyecto de intervención social individualizado, protocolos adaptados a las diversas formas de mendicidad y campañas de sensibilización.

Ruiz ha explicado que la intención es que, del mismo modo que en Murcia se ha suprimido la mendicidad infantil o con menores, la meta ahora se dirige a "lograr la progresiva incorporación de algunas de las personas ejercientes a programas de formación o a recursos sociales que permitan una mejora en sus condiciones de vida y la renuncia a dicho ejercicio".

A los efectos de este proyecto se considera ejercicio de la mendicidad la solicitud a terceros, tanto en la vía pública como en viviendas o establecimientos de cualquier tipo (supermercados, iglesias, establecimientos hosteleros), bien mediante la solicitud expresa de dinero (de viva voz o mediante otros medios) o mediante otras fórmulas (guardacoches, venta de pañuelos).

Como punto de inicio, se está elaborando un mapa del ejercicio de la mendicidad en el municipio en el que se registren las zonas y las diversas tipologías de esta actividad.

Con los datos actualmente disponibles por el Servicio de Emergencia Móvil de Atención Social (SEMAS), se identificarán los puntos habituales de ejercicio de la mendicidad, los itinerarios más utilizados en su caso, las franjas horarias y la modalidad de mendicidad practicada.

Por su parte, la Policía Local, los profesionales de los servicios sociales municipales y las entidades del tercer sector completarán el mapa incorporando la nueva información que se vaya registrando para mantenerlo actualizado. Para ello, se elaborará semestralmente un informe sobre los cambios significativos que se observen.

A continuación, el SEMAS identificará en cada uno de los puntos e itinerarios de las personas que practican la mendicidad, a qué tipología corresponde y las causas subyacentes. El mapa se completará con la elaboración de un plan de actuación por zonas, definiendo rutas del SEMAS en diferentes horarios, variables con las épocas del año o la celebración de eventos o festividades, en coordinación con Policía Local y con los equipos de las entidades del tercer sector que trabajan en la vía pública.

LA SITUACIÓN DE LOS MENDIGOS

En segundo lugar, el plan permitirá determinar la situación de las personas que ejercen la mendicidad en el municipio y elaborar un Proyecto de Intervención Social individualizado en cada caso, adecuado a las diferentes modalidades y causas del ejercicio de la mendicidad detectadas.

Tras la identificación de cada persona, se procederá a verificar la existencia de actuaciones previas o, en su defecto, a la apertura del correspondiente expediente en el Sistema de Información de Usuarios de Servicios Sociales para, a partir de ese momento, trabajar en la identificación de la problemática e informarle sobre los recursos y prestaciones sociales. El Proyecto de Intervención Social concretará los objetivos a lograr, el plan de trabajo y los recursos precisos.

Por otra parte, se diseñará un protocolo de intervención adecuado a las diferentes modalidades y causas del ejercicio de la mendicidad identificadas, atendiendo a cada una de las variedades y causas de ejercicio, indicando tanto las acciones profesionales que procede desarrollar como el orden de las mismas y su intensidad, tanto si se trata de mendicidad de adultos, con o de menores.

Este plan se completa con la realización de campañas para sensibilizar a la población, en colaboración con el tercer sector, para la difusión de los recursos del sistema de servicios sociales para la atención de las personas que ejercen la mendicidad, orientando sus donaciones para dichos recursos.

La Red para la Inclusión Social, a propuesta del Servicio Municipal de Servicios Sociales, determinará las campañas a desarrollar, los contenidos a transmitir, el modo de difusión y el calendario más adecuado.

EVALUACIÓN FINAL

Los indicadores para la evaluación del proyecto serán los siguientes: número de puntos de ejercicio de la mendicidad identificados y distribución geográfica; personas identificadas en el ejercicio de la mendicidad, sexo, edad, nacionalidad y lugar de residencia habitual; modalidad de mendicidad ejercida; personas que manifiestan haber sufrido algún tipo de acción relacionada con la aporafobia; y proyectos de intervención social individuales o familiares elaborados.

Así como porcentaje de proyectos de intervención social elaborados sobre el total de personas identificadas; tiempo medio entre la identificación de los casos y la elaboración del Proyecto de Intervención; recursos aplicados; número de personas que abandonan el ejercicio de la mendicidad; campañas de sensibilización ejecutadas; y repercusión mediática de las acciones realizadas.

El Ayuntamiento destina 849.381 euros de su presupuesto para, con la colaboración de las asociaciones del ámbito de la exclusión, garantizar los recursos de apoyo necesarios para el alojamiento, la alimentación, la cobertura de las necesidades básicas y el apoyo y acompañamiento para la realización de otras actividades.

Estos fondos se reparten entre Jesús Abandonado (504.881 euros), Cáritas Diocesana (225.000 euros), Traperos de Emaús (50.000 euros), Fundación RAIS (30.000 euros), Asociación Murciana NERI por los inmigrantes (27.500 euros) y Fundación Manuel María Vicuña (12.000 euros).

Además, la Concejalía de Derechos Sociales trabaja coordinadamente con otras entidades para fomentar la incorporación a acciones formativas y programas de empleo financiados por el IMAS o con cargo a diversos proyectos europeos, o para el tratamiento de diversas dependencias o problemas de salud (Cepaim, La Huertecica, Manos Unidas o Fundación Diagrama)

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies