Ingresa en prisión por trasladar inmigrantes de Argelia a Cabo de Palos

El detenido
POLICÍA NACIONAL
Publicado 12/06/2018 11:20:48CET

El detenido fue un activo fundamental en el origen y éxito de la fuga de internos que tuvo lugar en octubre del 2016

MURCIA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven de nacionalidad argelina y 21 años de edad como presunto autor de un delito contra los derechos de ciudadanos extranjeros, tras ser el patrón de la embarcación, tipo patera, que duplicaba su capacidad y en la que viajaban ocho personas, entre ellas una joven menor de edad. Todo ellos eran trasladados desde Argelia hasta las costas murcianas.

Según informan fuentes policiales, la investigación se inició el pasado 22 de mayo, cuando cerca de la costa de Cabo de Palos, los Servicios de Salvamento Marítimo interceptaron una embarcación, tipo patera, procedente de las costas argelinas, en las que viajaban ocho personas, todas ellas de origen argelino, entre las que se encontraban siete varones y una mujer que resultó ser menor de edad.

Desde el primer momento, los investigadores centraron su trabajo en la identificación de los posibles responsables de la embarcación, ya que en la mayoría de los casos los mismos son miembros de organizaciones criminales dedicadas al tráfico ilegal de personas, quienes viajan con los inmigrantes, mezclándose en la embarcación entre los demás ocupantes de la misma, explican las mismas fuentes en comunicado de prensa.

Finalmente, tras la investigación y las declaraciones realizadas por los ciudadanos extranjeros rescatados, se logró identificar al detenido, como la persona que se encargaba de tripular la embarcación, con el fin de introducir ilegalmente en España a la expedición, así como el encargado de recepcionar los pagos de los inmigrantes y de adquirir la embarcación.

ENTRÓ EN EL AÑO 2016 EN ESPAÑA EN OTRA PATERA

La propia investigación llevó a los agentes policiales a saber que el ahora arrestado ya había estado en el país en septiembre del año 2016. Su entrada en la península había sido por la misma vía que la actual, siendo su embarcación interceptada en las costas de Cartagena.

Ante estos hechos el investigado ingresó en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) en la Región de Murcia. Diez días después de su internamiento en el CIE se produjo una multitudinaria fuga de internos consecuencias de un violento amotinamiento ocurrido en octubre del año 2016.

Un total de 65 internos de nacionalidad argelina lograron evadirse de las instalaciones del centro, tras causar importante daños en el patrimonio, y lesiones a los funcionarios policiales encargados de su custodia. En las horas y días posteriores se consiguió interceptar y reintegrar a la mayoría de los inmigrantes fugados.

El operativo policial ha sido desarrollado por los agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía Nacional de la Región de Murcia.