Interceptan al conductor de un autobús con 54 escolares a bordo que casi duplicaba la tasa máxima de alcohol

Autobús interceptado por Guardia Civil
GUARDIA CIVIL
Publicado 07/03/2018 14:46:31CET

El mismo conductor fue denunciado en diciembre, cuando conducía un microbús con 17 pasajeros, por duplicar también la tasa de alcohol

MURCIA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha interceptado en la autovía RM-15 (Autovía del Noroeste-Río Mula), término municipal de Campos del Río, al conductor de un autobús que circulaba con 54 escolares y cuatro monitores a bordo, que casi duplicaba la tasa máxima de alcoholemia permitida para conductores profesionales, por lo que fue denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico.

Los hechos se produjeron sobre las 17.00 horas del pasado lunes, 5 de marzo, cuando la Central Operativa del Sector de Tráfico de la Guardia Civil fue alertada por la Policía Local de Murcia, de la salida de tres autobuses escolares desde la zona del Valle Perdido, sita en La Alberca-Murcia con destino a la localidad de Bullas, uno de cuyos conductores, según informaron varios testigos, había ingerido bebidas alcohólicas.

La Guardia Civil estableció un dispositivo dirigido a su localización, que resultó positivo cuando dos patrullas de motoristas de los Destacamentos de Tráfico de Murcia y Caravaca de la Cruz localizaron el mencionado autobús a la altura del kilómetro 9,500 de la Autovía RM-15, por lo que indicaron a su conductor que se dirigiera hasta el Área de Servicio Venta Alegría, término municipal de Campos del Río.

Una vez fuera de la calzada y garantizada la seguridad vial, fue sometido a las preceptivas pruebas de alcoholemia en las que arrojó un resultado positivo de 0,25 y 0,22 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, casi el doble de la tasa máxima permitida, que en el caso de conductores profesionales es de 0,15 mg/litro.

El conductor, que transportaba 54 escolares (con edades comprendidas entre los 3 y 4 años) y cuatro monitores desde El Valle Perdido, sito en La Alberca- Murcia, hasta la localidad de Bullas, fue denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico por conducir con una tasa de alcohol superior a la reglamentaria, que lleva aparejada una multa de 500 euros y la pérdida de 4 puntos del permiso de conducción, según informan fuentes de la Benemérita.

El autobús quedó inmovilizado en un lugar habilitado del Área de Servicio de La Venta Alegría, dada la peligrosidad que comportaba la circulación del vehículo, máxime cuando transportaba 58 pasajeros, 54 de ellos menores de corta edad.

De igual modo, efectivos del Sector de Tráfico de Murcia permanecieron durante el tiempo de la intervención atendiendo a los menores, en colaboración los monitores, mientras se realizaron gestiones para que un conductor alternativo se desplazara al lugar.

La empresa titular del autobús desplazó a un conductor habilitado por lo que los pasajeros pudieron reanudar la marcha hasta su destino.

La Guardia Civil sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico, conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, que se intensificarán durante la próxima Semana Santa y Fiestas de Primavera de Murcia.

Asimismo, la Guardia Civil de la Región de Murcia, agradece la inestimable colaboración ciudadana, prestada en este caso por ciudadanos anónimos, y apela a la conciencia cívica de la población

El conductor, español, de 38 años y vecino de Caravaca de la Cruz, que arrojó 0,25 y 0,22 mg de alcohol por litro de aire espirado, en sendas pruebas de alcoholemia, casi duplicando la tasa máxima de alcoholemia permitida -que para conductores profesionales de 0,15 mg/litro- fue denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico por conducir con una tasa de alcohol superior a la reglamentaria, que lleva aparejada una multa de 500 euros y la pérdida de 4 puntos del permiso de conducción.

Se da la circunstancia de que este mismo conductor ya fue denunciado por efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia el pasado 3 de diciembre de 2017, a la altura del kilómetro 155 de la Autovía A-30 (Albacete-Cartagena), Puerto de la Cadena, cuando conducía un microbús con 17 pasajeros desde Cartagena hasta Bullas, por duplicar también la tasa máxima de alcoholemia.

Se trata del quinto episodio de conducción bajo la influencia de alcohol de vehículos de grandes dimensiones destinados al transporte de mercancías o viajeros que han sido interceptados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de la Región de Murcia, en lo que va de año.