Intersindical llama hoy a la participación en manifestaciones de Murcia y Cartagena bajo lema 'Defendamos los Derechos'

Actualizado 29/02/2012 11:23:15 CET

MURCIA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Intersindical llama a la participación en las manifestación de este miércoles en Murcia y Cartagena bajo el lema 'Defendamos los Derechos'.

Y es que, alerta, "llevamos más de cuatro años de crisis, provocada por un modelo económico basado en la especulación y el enriquecimiento rápido de una minoría".

Se recortan gastos sociales y se amenaza con profundizarlos (sanidad, educación, pensiones, dependencia, exclusión), disminuyendo plantillas y despidiendo personal, reduciendo prestaciones, limitando el número de personas con derecho a acceder, privatizando servicios, y aún se amenaza con el 'copago', añade el sindicato en comunicado de prensa.

Este, lamentó la Intersindical, "es el camino que han señalado en Europa los poderosos. Recortar derechos sociales y laborales. Y si no se aceptan, también se acaba con los derechos democráticos. Ya se han cambiado gobiernos sin elecciones en Grecia e Italia. Se cambió nuestra Constitución, en dos días, sin participación ni aprobación de la ciudadanía".

Es por eso que, también a nivel europeo, se han convocado movilizaciones en defensa del Estado Social, para protestar contra estas políticas de garantizar beneficios a los ricos, a base de recortar servicios y derechos a las poblaciones.

Al tiempo que destaca que al personal de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia ya les han dado varios golpes. Lo más grave es la reducción de plantilla producida por el aumento de jornada: más carga de trabajo para quienes se queden, más gente al paro y peores servicios, remarca el sindicato.

"Se tardó mucho en conseguir mejoras que nos quieren arrebatar en poco tiempo. Es hora de moverse en defensa de los derechos. Aunque los recortes vayan sector por sector, de territorio en territorio. No esperemos a que nos toque directamente para darnos cuenta de que la agresión es total y generalizada".

Por lo que, concluye, "o los paramos o nos lo quitan todo".