Investigarán la reutilización de aguas procedentes de la industria de la conserva vegetal para uso agrícola

Actualizado 29/12/2009 11:59:51 CET

MURCIA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno regional, a través de la Consejería de Agricultura y Agua y la Agencia Regional de Ciencia y Tecnología Fundación Séneca, la Agrupación de Conserveros y Empresas de Alimentación de Murcia, Alicante y Albacete y la Asociación Empresarial de Investigación Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación han firmado un convenio para la realización de un estudio denominado la reutilización agrícola de aguas procedentes de la industria de la conserva vegetal.

Según la resolución del convenio para ejecutar la investigación publicada por el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM), "son muchos los beneficios que podemos destacar de la reutilización del agua procedente de las industrias vegetales, además del aporte adicional a los recursos hídricos habituales, ya sea en forma de recursos netos, o bien de recursos alternativos que permiten usar agua de mejor calidad para otros usos más exigentes".

Asimismo, este tipo de agua "provoca una disminución de la presión ejercida sobre los acuíferos preservando el agua procedente de los mismos y contribuyendo a su recuperación". Además, permite una disminución de los costes de tratamiento y de vertido de las propias aguas, lo que "ofrecerá una ventaja económica cuando, en determinados lugares, la legislación ambiental obligue a cumplir unos criterios de calidad del agua para el vertido aún más exigentes y, por tanto, más caros que los necesarios para la reutilización".

El convenio, que tendrá una vigencia de un año, contado a partir de su fecha de firma, advierte que las posibilidades de reutilización de las aguas procedentes de las industrias vegetales "son numerosas", sin duda la reutilización para fines agrícolas "es una de las prácticas más extendidas y posiblemente, el destino más adecuado y racional".

Y es que la aplicación al suelo de aguas procedentes de las industrias vegetales como agua de riego "tiene un claro beneficio", y por otra parte, esta revalorización "aumenta además la disponibilidad de recursos hídricos en un sector en el que la demanda de agua es enorme y aprovechando los constituyentes del agua tales como la materia orgánica y los nutrientes tan necesarios en la agricultura".

En el uso agrícola de dichas aguas "se deben de conocer sus características y el efecto que pudieran tener sobre el funcionamiento de las instalaciones de riego, sobre la productividad de los cultivos regados, sobre la calidad de la producción y sobre la contaminación de los suelos", según el BORM.

A la vista de dicha variabilidad, a lo largo del año, se encuentra necesario "evaluar la respuesta de los cultivos al riego con dichas aguas, optimizando las fórmulas de fertilización, el manejo del riego y labores de cultivo".

Por ello, y en vista de los resultados obtenidos en el primer estudio realizado se propone la continuación de un estudio completo y en profundidad de la reutilización agrícola de las aguas generadas en la industria de conservas vegetales que dé como resultado la emisión de un informe concluyente, desde el punto de vista científico, sobre si la reutilización agrícola de estas aguas residuales es factible y positiva y bajo que condiciones y con qué cambios se tendría que realizar".

Para ello, la Consejería aportará 30.000 euros como parte de la financiación necesaria para la realización y difusión del estudio, mientras que el Centro Tecnológico de la Conserva y Alimentación (CTC) se encargará de la ejecución del proyecto y aportará medios humanos y materiales por valor de 24.000 euros, la Fundación Séneca aportará tres becas asociadas al estudio, y la Agrupación de Conserveros y Empresas de Alimentación aportará medios materiales y personales valorados en un mínimo de 21.000 euros.

Este trabajo supondrá el estudio de todas las etapas y facetas relacionadas con la producción y características de las aguas residuales generadas en la industria de conservas vegetales, que se pueden resumir en las etapas de elaboración, la fase de depuración, almacenamiento y forma de aplicación al suelo, efectos sobre el suelo y efectos sobre los cultivos. Así, cada estudio de una etapa o fase del trabajo global será llevado a cabo por diferentes grupos de investigación, especialistas en ese tema en cuestión.

La resolución del BORM justificó el proyecto porque en la Región de Murcia, los recursos hídricos "son altamente escasos, por lo que la racionalización en la gestión de los recursos hídricos tiene una repercusión especialmente positiva en el avance económico, debido en muchas ocasiones al carácter limitante del agua, como factor de desarrollo socioeconómico.